Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

"La enseñanza estandarizada es una de las mayores crisis de hoy"

Alvin Toffler, quien en 2001 estuvo en Chile, afirma que se puede crear riqueza en cualquier punto del globo. El futurista señala que en la sociedad del conocimiento uno de los principales problemas es la desincronización del cambio y que mientras el mundo de los negocios se adapta a gran velocidad, otras instituciones, como la educación, se mueven a un ritmo 10 veces más lento.

El dinero está en el aire, podría ser un título bastante más atractivo y tanto o más preciso que el del último libro del futurista Alvin Toffler.

Junto a su esposa Heidi lanzó recientemente "Riqueza revolucionaria: Cómo se creará y cómo cambiará nuestras vidas", en el cual plantea que ya no sólo importa la economía monetaria -recursos naturales y capital-, sino que en la generación de riqueza el conocimiento será la clave.

"La economía convencional trata sobre la escasez, en cambio el conocimiento es inagotable. Si una persona usa una herramienta, otra no puede usarla al mismo tiempo, pero ambos sí pueden utilizar simultáneamente el mismo conocimiento", sentencia el autor de "El shock del futuro" y "La Tercera Ola".

En esta nueva economía cobrarán cada vez más importancia los "prosumidores", porque en el mundo que él plantea somos tanto consumidores como productores. Es algo semejante al "hágalo usted mismo" pero mucho más generalizado.

"Cada vez más compañías de la economía del dinero están externalizando la mano de obra al pedirles a los clientes que realicen labores que solían hacer los empleados. Por ejemplo, al usar cajeros automáticos o emitir pasajes de avión por internet. Nos dirigimos, entonces, hacia una explosión de trabajo sin remuneración".

En esta entrevista Toffler se refiere además de la educación, a los cambios en el empleo y a China.

-¿Cómo está afectando el sistema basado en el conocimiento, lo que usted llama en el libro los "profundos fundamentos" de la creación de riqueza?

"En dos formas fundamentales. En primer lugar, estamos dejando atrás el tiempo impersonal de la sociedad industrial masiva y estandarizada, donde todo el mundo trabaja de 9 a 5. Ese tiempo es homogéneo.

"Ahora vemos la llegada del tiempo irregular, personalizado. La nueva tecnología reduce los costos de la variedad, que había socavado la producción a gran escala y permite la producción de nicho. El tiempo del siglo XXI será flexible".

-¿Cuál es la segunda forma?

"En segundo lugar, cuando se aceleran los cambios en tecnología, por definición se acelera la velocidad con la que el conocimiento se vuelve obsoleto. El tiempo y el rápido desmoronamiento del conocimiento están muy relacionados en la sociedad de la información.

"En el pasado, tanto las verdades como las falsedades perduraban por siglos, sin ser puestas en tela de juicio. Ahora, por el contrario, gran parte de nuestra toma de decisiones se basa en hechos que podrían cambiar mañana o ya están obsoletos".

-¿Qué tipo de problemas produce esta diversificación y aceleración del tiempo?

"Uno es la desincronización; "el choque de velocidades" entre el antiguo sistema masivo y la nueva diversidad que se exige a las instituciones basadas en el conocimiento.

"Uno de los mayores choques se produce hoy con la enseñanza estandarizada, diseñada originalmente para convertir a hijos de agricultores en obreros industriales, de acuerdo a los requisitos y ritmos de una sociedad masiva. La educación está entre las instituciones más lentas en adaptarse al nuevo sistema de riqueza.

"Si usted fuera un policía al costado del camino monitoreando la velocidad de los autos que pasan, tomaría el tiempo del auto de los negocios, área que cambia rápidamente bajo presiones competitivas e iría a 160 kilómetros por hora. Pero el auto de la educación, que supuestamente está preparando a nuestros jóvenes para el futuro, va a sólo 16 kilómetros por hora.

"No se puede tener una economía exitosa con ese grado de desincronización".

-No hay sólo inercia institucional, sino también oposición política activa a este nuevo régimen de velocidad. Basta mirar a los estudiantes franceses que se rebelaron porque le temen a la precariedad que una nueva ley laboral podía introducir.

"Es una batalla entre aquellos que se benefician con el antiguo sistema y los que se benefician con el nuevo.

"Sin embargo, para Europa, esto es sólo un síntoma de un problema más grande. Mientras el sistema de riqueza revolucionaria se trata de descentralización, nichos, flexibilidad y devolución a un poder conectado y distribuido, los líderes de Europa están tratando de construir un megaestado con sede en los grises ministerios de Bruselas".

-¿Es decir que los grandes países europeos se irán quedando cada vez más atrás?

"Los europeos tienen instituciones y sociedades que se mueven muy lentamente. Y están orgullosos de eso, lo que está bien, pero se pagará un precio. Los estados como Francia, Alemania e Italia están cayendo en una relativa decadencia detrás de los estadounidenses y los asiáticos, de paso más veloz y quienes se ven impulsados hacia el futuro no sólo por la competencia empresarial, sino también por la tentación de las nuevas oportunidades creadas por la economía del conocimiento. Son los estados pequeños, como Finlandia o Irlanda, los que están sincronizados con la revolución ahora en marcha".

-¿Qué hay de los cambios que produce la globalización en la generación de riqueza?

"Actualmente los nuevos sitios de riqueza están en todas partes; globalización y outsourcing son parte del dialecto, pero no están "en ninguna parte".

"La difusión de tecnología, capital y habilidades significa que se puede crear riqueza en cualquier punto del globo. Ahora, la ventaja comparativa está más en un conjunto de habilidades que en recursos naturales o bienes de capital".

"Antes, el estado de Indiana en Estados Unidos, trataba de atraer empresas haciendo alarde de sus depósitos de piedra caliza y de mano de obra no sindicalizada; ahora publicita sus universidades y atracciones culturales".

"A este "en ninguna parte" hay que agregarle el ciberespacio. Por supuesto eBay, Amazon.com y otros tienen sus servidores ubicados en un espacio geográfico en alguna parte, pero ganan su dinero en la zona intangible de las transferencias electrónicas. Kenichi Ohmae, experto japonés en administración, llama al ciberespacio "el nuevo continente", donde exploradores empresariales están buscando -y haciendo- sus fortunas.

"Los satélites de posicionamiento global (GPS) actualmente son fundamentales para sincronizar el tiempo de precisión y series de datos para todo, desde una llamada de teléfono celular hasta un retiro de un cajero automático.

"Los satélites meteorológicos pueden aumentar la productividad agrícola y entregar una alerta temprana de desastres inminentes a través de predicciones más precisas.

"Con el tiempo, estos satélites estarán disponibles para todos, difundiendo la riqueza. Argelia, Pakistán y Nigeria ya han adquirido microsatélites que pesan menos de 50 kilos, lo que hace que su lanzamiento no sea caro".

-¿Cómo afectará todo estonuestra vida personal y cómo cambiará, en particular, a la familia?

"La familia ha estado evolucionando durante el último siglo a velocidades sin precedentes históricos. Ésta no ha muerto, pero los formatos se han diversificado. Estamos a punto de aceptar las uniones civiles homosexuales, si no el matrimonio. Hay madres solteras, parejas que no se casan o que se casan y no tienen hijos. También hay padres y madres en matrimonios sucesivos. La monogamia no desaparecerá, pero la poligamia tal vez logre mayor aceptación".

"Asimismo, muchas funciones volverán a la casa. La educación en el hogar va en aumento en Estados Unidos. Una gran parte de los niños no aprendió a utilizar un computador en el colegio, sino en su casa. Los padres trabajarán cada vez más en el hogar, al menos por media jornada".

-¿Se transformará entonces la forma de trabajar?

"Tal vez veamos el fin del empleo como tal. El "empleo" no siempre ha estado ahí. La relación regularizada entre un trabajador y un empleador, generalmente basada en el número de horas que se pasan haciendo alguna labor por un sueldo regular, es una invención histórica reciente. La mayoría de nuestros antepasados nunca tuvo un "empleo". Se tenían esclavos o sirvientes contratados quienes principalmente trabajaban de acuerdo a las estaciones del año, no del reloj.

"Lo que estamos viendo ahora es un cambio de las relaciones de "empleo" formalizadas a los acuerdos individualizados. Uno puede formar un equipo para un proyecto, disolverse y luego reagruparse con otras personas para otro emprendimiento. Pueden trabajar juntos como familia en casa, igual como antes de la revolución industrial. Al igual que la familia, la experiencia de trabajo se diversificará muchísimo, tanto en lo que se hará como en dónde se hará.

La estrategia de dos vías de China

-La mayoría de los pronósticos sobre China parten de una proyección lineal de su rápido crecimiento actual. ¿Cree que es correcta esa percepción?

"La extrapolación en línea recta es el camino más seguro para equivocarse. Esto es especialmente cierto con respecto a China. En algún momento en los próximos 20 años las probabilidades de que haya un levantamiento social significativo que ponga en duda todas esas proyecciones son altas. Por cierto, el nuevo régimen en China bajo el Presidente Hu Jintao ha considerado las 74 mil insurrecciones oficialmente reconocidas en 2005 sólo como una señal de advertencia de que la corrupción, la desigualdad y los problemas ambientales hay que abordarlos más temprano que tarde".

"El liderazgo chino, al mismo tiempo, comprende la necesidad de avanzar hacia un sistema basado en el conocimiento de tercera ola si quiere tener éxito. De hecho, han revolucionado la forma secuencial en la que acostumbrábamos a pensar sobre el desarrollo; primero agricultura, luego industria, después alta tecnología. Los chinos están avanzando al desarrollar simultáneamente tanto una sociedad industrial como una de la información".

"Sí, se están convirtiendo en la "fábrica del mundo" con su mano de obra barata, pero no van a esperar a ser una sociedad industrial antes de entrar en la tercera ola".

"Esta estrategia de dos vías ya ha producido una de las infraestructuras de telecomunicaciones más avanzada del mundo".

"Los chinos han invertido enormemente en investigación y desarrollo, se titulan cientos de miles de ingenieros al año".

"En resumen, los líderes están absolutamente conscientes de que la aceleración misma es un arma crítica de desarrollo. Para ganar, tienen que permanecer en la delantera del juego. India captó esta estrategia de desarrollo de dos vías y está siguiendo el ejemplo".

Nathan Gardels, Global Viewpoint
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres