Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Xerox y Kodak, de buenas vecinas a rivales

Convivieron en paz durante años en Nueva York, ahora compiten en el sector digital. Durante gran parte de sus 40 años de coexistencia, las dos principales empresas de Rochester, en Nueva York, Xerox Corp. e Eastman Kodak Co., han convivido como vecinas amistosas, evitando competir en el terreno de cada una. Las fotocopiadoras de Xerox reinaban en las oficinas y los rollos de película de Kodak eran los preferidos entre los consumidores.

Pero la convergencia digital y las dificultades financieras están convirtiendo a los dos gigantes de la industria de la imagen en rivales.

En una señal de la creciente competencia, Xerox firmó el miércoles un acuerdo con Fujifilm Corp., un antiguo antagonista de Kodak, para llevar las impresoras Xerox de alta calidad a los minilaboratorios fotográficos de las tiendas minoristas. Estos aparatos le permitirán a los consumidores crear calendarios, tarjetas de felicitación y álbumes de fotos en quioscos sin tener que ir a los sitios Web como KodakGallery.com. Las máquinas mejoradas pueden atraer a algunos comerciantes que usan los quioscos de Kodak, uno de los negocios más exitosos de la compañía.

Xerox y Kodak ya compiten en la venta de imprentas digitales a color para impresoras comerciales, un mercado que ahora Xerox lidera y al que Kodak entró por una serie de adquisiciones que empezaron hace tres años.

Las dos empresas ven la industria de impresión comercial como un mercado estratégico clave que representa un cuarto o más de sus ingresos, pero la superposición de productos entre ambas sigue siendo limitada.

La nueva competencia ilustra lo rápido que una tecnología cambiante puede forzar a las empresas a desafiar a corporaciones que antes se movían en universos paralelos. Las empresas de teléfonos y las de televisión por cable ahora están enfrentadas, mientras los fabricantes de celulares pronto competirán con Apple Inc. en el mercado de la música móvil que antes dominaba Sony Corp. con el Walkman.

Xerox y Kodak deben sus fortunas a productos que colocan imágenes en los medios. Xerox, cuyas raíces y principales plantas están en Rochester (aunque su sede central está en Stamford, Connecticut) lideró el mercado corporativo con fotocopiadoras que fusionaban tóner y tinta. Kodak, que dejó hace mucho el negocio de fotocopiadoras, ha construido una marca de consumo vendiendo rollos de película y servicios fotográficos.

Sin embargo, la revolución digital golpeó duro a las dos empresas. Primero, las impresoras de inyección de tinta superaron la demanda de las fotocopiadoras Xerox. Y las cámaras digitales arrasaron con el negocio de películas de Kodak. Xerox se acercó a la bancarrota en 2001 antes de empezar una dolorosa reestructuración. Kodak todavía atraviesa por una reorganización que significará la reducción de su plantilla mundial a 28.000 puestos de trabajo al final de este año, frente a su máximo de 145.000 en 1984.

En la búsqueda de nuevos mercados, las empresas han adaptado su tecnología a la impresión digital en color con la esperanza de que las ventas crecientes de tinta y tóner les darán la clase de ingresos constantes que el tóner negro le daba a Xerox y las películas a Kodak. “Van a estar cada vez más enfrentadas” anticipa Matt Troy, un analista de Citigroup.

A medida que la competencia gana cuerpo, “va a ser una batalla de titanes” en Rochester, dice Frank Romano, profesor emérito de impresión en el Instituto Rochester de Tecnología.

La población de esta ciudad al norte de Nueva York, que actualmente es de 211.000, se ha ido reduciendo por los despidos en Kodak y Xerox. Es cierto que ambas compañías enfrentan una competencia aún más poderosa de Hewlett-Packard Co. y Canon Inc., que son mucho más grandes y rentables y cuentan con mayores presupuestos de investigación y desarrollo.

El mayor campo de lucha para Xerox y Kodak son las empresas de impresión comercial, una industria enorme pero en serias dificultades.

Troy dice que sólo en EE.UU. “hay 32.000 imprentas comerciales, pero están cayendo en bancarrota a un ritmo de más de 1.000 por año”. Sin embargo, aunque la impresión tradicional offset está estancada, la impresión digital a color de catálogos y folletos crece rápidamente.

Por ello, Kodak y Xerox están tratando de convencer a las empresas de impresión de que inviertan US$400.000 o más en una imprenta digital a color que produce más de 100 páginas por minuto.

Mientras Xerox y Kodak gastan grandes sumas en tecnología para ampliar sus tajadas en el mercado de impresión comercial, la rivalidad entre ambas ahora se mueve a otro terreno.

El nuevo acuerdo entre Xerox y Fuji tocará el corazón del negocio tradicional de Kodak: los servicios fotográficos al consumidor.

Kodak ha instalado casi 80.000 quioscos en todo el mundo donde la gente puede revelar e imprimir sus fotos. Fuji, que compartió con Kodak el mercado de fotografía amateur en la era de las películas, proveía servicios de impresión digital sólo a través de minoristas como Wal-Mart Stores Inc. La alianza con Xerox le abre nuevas puertas. “Vemos (en el acuerdo) una gran oportunidad. El mercado de álbumes, calendarios y regalos personalizados está en alza”, comenta Bing Liem, vicepresidente de ventas de Fuji.

Kodak, a su vez, también está lista para el ataque. Recientemente, la empresa anunció su entrada en el mercado de impresoras multifuncionales, capaces de imprimir hasta 22 páginas a color por minuto. Es una línea de productos que podrá atraer a pequeñas empresas, las cuales también son blancos de Xerox.

POR WILLIAM M. BULKELEY - THE WALL STREET JOURNAL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres