Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Los italianos y la comida chatarra

Durante mucho tiempo admirados como modelos de vida sana y buena alimentación, los italianos están abandonando la dieta mediterránea basada en frutas y verduras y se inclinan por la gaseosas, los cigarrillos y las frituras, y lo están pagando con su propia vida, según un nuevo estudio del gobierno.

El Ministerio de Salud de Italia está pensando en enviar raciones de emergencia de fruta a las escuelas, hospitales y oficinas después de que una investigación revelara que, cada vez más, los italianos mueren de enfermedades asociadas con el alcohol, el cigarrillo y la comida procesada.

Las regiones del sur en la zona de Nápoles son las más afectadas, dijo Walter Ricciardi de la Universidad Católica de Roma, autor de un estudio. "La mala comida y el cigarrillo en el sur están llevando el nivel de diabetes por encima del promedio nacional, mientras que el sur está alcanzando al norte en incidencia de tumores".

Al revelar una serie de iniciativas de salud el viernes 16 de febrero, la ministra de Salud Livia Turco dijo que los alimentos "asesinos" asociados con un estilo de vida malo -que incluye enfermedades cardíacas, tumores, diabetes y enfermedades respiratorias- eran responsables de nueve de cada diez muertes en Italia.

"La creciente obesidad y los problemas de peso, el incremento en el consumo de tabaco, el creciente alcoholismo juvenil, la mala dieta y un estilo de vida cada vez más sedentario, hoy son tendencias generales", dijo, y agregó que el 41% de los italianos no practican ningún deporte o actividad física. Los niveles de obesidad aumentaron al 9%.

El plan de acción de la ministra Turco incluye promover la educación sanitaria en las escuelas, reducir el precio de las verduras frescas y fomentar la venta de fruta en las máquinas expendedoras en los colegios, fábricas y oficinas.

"Durante una visita reciente a China, la ministra quedó impresionada por la fruta que se ofrecía en las reuniones gubernamentales, en lugar de los bizcochos que se sirven en Roma", dijo un vocero del Ministerio de Salud.

Turco agregó: "Es una paradoja que el país de la dieta mediterránea necesite lanzar una guía alimenticia por culpa de la publicidad, el consumismo y el ritmo acelerado en el que vive la gente".
A pesar de la prohibición de fumar en bares, restaurantes y oficinas, la cantidad de fumadores italianos está aumentando, mientras que el Ministerio de Salud hizo sonar la alarma por el fenómeno de beber hasta emborracharse entre los adolescentes.

De todos modos, los italianos siguen teniendo una dieta mejor que la de los británicos . En sus mesas siempre hay aceite de oliva -el elemento primordial de la dieta mediterránea- en lugar de manteca, y el vino tinto y las carnes rojas se consumen con moderación en las casas.

Los grupos de ingresos más bajos en Italia hasta ahora conservaron la fe en los platos locales más saludables en lugar de la comida chatarra. Pero, según el Ministerio de Salud, eso está cambiando, ya que los jóvenes de las clases trabajadoras, especialmente en el sur, lideran las excursiones a los locales de comida rápida.

"Tal vez sea la publicidad, pero en el sur, donde la dieta debería ser mejor, es cada vez peor, y una tercera parte de la población hoy tiene sobrepeso", dijo el vocero.

Tom Kington, The Guardian.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres