Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Venta corta: cómo ganar si la Bolsa cae

Mecanismo consiste en vender papeles y, cuando caen, comprarlos más baratos.

Mientras la mayoría de los inversionistas apuesta por comprar acciones cuando la Bolsa presenta potencial para subir, hay otros que incluso se las ingenian para ganar cuando las acciones caen. ¿Cómo? A través de la "venta corta", mecanismo que funciona como arriendo de los papeles a un tercero, con el compromiso de recompra en un período determinado, ganando -o perdiendo- las diferencias de precio entre ambas fechas.

Estas operaciones van entre 3 y 180 días -este último plazo renovable-, explica Samuel Irarrázaval, gerente de la corredora de Bolsa de Penta. El ejecutivo agrega que si bien estas operaciones son atractivas -dada su rapidez y liquidez-, sólo pueden realizarse con acciones que cuentan con 100% de presencia bursátil; esto es, que se transan todos los días.

Pese a que cualquier inversionista, ya sea institucional o natural puede realizar ventas cortas, existe el riesgo de perder incluso más que el 100% del capital invertido, dado que las acciones no tienen un techo que limite sus alzas. Por ejemplo, si uno hace una venta corta de una acción a $100, puede que llegado el plazo de la recompra ésta cueste $250, lo que implicaría una pérdida de 150% para quien es el titular de las acciones.

El mercado de ventas cortas en Chile alcanza un saldo de unos $39 mil millones, de los cuales $25 mil millones están concentrados en apenas cinco papeles: Cencosud, con $6.900 millones; Copec, con $6.750 millones; La Polar, con $4.400 millones y Falabella y Colbún, con $3.800 y $3.600 millones.

Aun así, en el mercado local el uso de este tipo de instrumento se ha desarrollado en los últimos años, dejando atrás el lento despegue que tuvieron en 2003, año en que se inició esta modalidad en la Bolsa de Santiago.

En el caso de quienes compran acciones al alza, el mayor riesgo que pueden enfrentar es el de perder todo el monto que en un principio invirtieron. Por el contrario, en el caso de la venta corta, si un inversionista compró acciones en un determinado precio y este aumentó mucho su valor, es el inversionista quien deberá pagar esa diferencia, la que puede superar ampliamente el monto invertido originalmente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres