Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Galerías y artistas, socios en busca de un proyecto común

Qué esperan los artistas de sus galeristas, qué logran y cómo les parece la comisión que se les cobra. A los galeristas les preguntamos cómo difunden y proyectan el trabajo de sus "socios" en el negocio del arte.

Cuando un artista vende un cuadro en US$ 10 mil, su galerista se lleva al menos US$ 3.500. Pero ¿qué es lo que él ha hecho para llevarse ese porcentaje de la venta?

El trabajo de un galerista va más allá de montar una exposición; hay tres áreas de trabajo y cada una tiene una importancia o peso distinto dependiendo de las personas involucradas; de hecho, en Chile hay áreas que están más explotadas por algunos galeristas que otros. "Cada artista tiene una tendencia natural a buscar lo que más le acomode, y eso está bien", dice Tomás Andreu, de Galería Animal.

La primera de estas áreas es la relación humana, que se refiere a la química entre las personas. La segunda, habla de la relación artística, la capacidad del galerista de apoyar, percibir y refutar el trabajo creativo sin quitarle la libertad al artista; además, este entendimiento debe ir acompañado con un trabajo curatorial que permita la existencia de exposiciones de buena calidad y permanentes en el tiempo. Y la tercera área, la más conocida, es la relación comercial con la obra como un producto que debe ser visto con proyectos a largo plazo, más allá de una exposición.

"Esta relación es un proyecto común, un desafío para los dos y que nos hace ir a ambos para un mismo lado", dice Hernán Gana, pintor.

Es en este punto de la proyección donde hay más divergencias entre lo que los galeristas aseguran hacer y lo que los artistas realmente sienten que necesitan. Varios, que prefirieron no ser nombrados, creen que a las galerías les falta jugárselas por el artista, invertir dinero en mostrarlos más en ferias internacionales (que es muy caro por seguros, pasajes y espacios) o entender más el arte contemporáneo. Por eso les parece que la comisión que les cobran es alta, a pesar de que en el extranjero las galerías trabajan con un 50%.

"La diferencia es que las grandes galerías -y no me refiero a tamaño- trabajan efectivamente con el artista, es decir, lo entienden como "un producto" que saben cómo ponerlo en un mercado exigente y de excelencia. La galería permanentemente está vendiendo obras de ese artista y generando publicaciones como catálogos y libros de su obra, además de vincularlo con curadores, instituciones e instancias que permiten su internacionalización", asegura Cristián Salineros, escultor.

Galerista como aval

Otros, como Carmen Aldunate, pintora, creen que a las galerías les falta ser un filtro de llamadas, pero que lo que cobran está perfectamente ganado y que es lo que les permite funcionar durante el año.

El comprador cree en el criterio con que los galeristas renombrados seleccionan a sus artistas y es por eso que ellos como empresarios pasan a ser una garantía del artista y participan como socio.

"En la medida en que uno se va desarrollando y el trabajo se vuelve más complejo, uno necesita un aval más importante", dice Matías Movillo, pintor, a lo que agrega: "La gente cree en la Isabel, y yo confío en mi trabajo, y por eso tenemos una sociedad estratégica".

"Yo me juego mi nombre con el artista al que represento y me arriesgo por él. El hecho que yo avale a un buen artista joven lo hace a él más reconocido, y a mí representarlo me hace ser una mejor galerista". Así explica Isabel Aninat esta relación.

Parte importante de esta credibilidad se basa en el hecho de que las obras de un artista, si son bien manejadas y de calidad, suben de precio en el tiempo, lo que avala el criterio de selección del galerista y fomenta la inversión en arte.

"Mi papel es ser un puente entre el artista y los coleccionistas", explica Ana María Stagno, de Galería Marlborough.

Compradores

La edad en la cual las personas comienzan a comprar arte ha ido bajando: "Antes partían a los 40 años, y hoy uno puede ver jóvenes de 30 que ya están invirtiendo en arte", dice Rosita Lira, de Artespacio.

Esto hace que el arte joven tenga mayor cabida y que los contenidos asociados a lo comercial estén en constante movimiento.

"Hoy para mí los bodegones son invendibles. Cada vez hay más cercanía entre los productos y los gustos del público. Los parámetros van cambiando en la medida en que la gente se informa. Cuando uno pone una obra de arte en su casa, ésta se convierte en una bomba racimo feroz y se produce una expansión increíble", dice Andreu.

"Como galeristas buscamos una propuesta válida en nuevas generaciones, nos gusta mostrar cosas nuevas", asegura María Elena Comandari, de Artespacio.

A lo que Rosita agrega: "El arte es una gran inversión, un artista joven va a valer 2 o 3 veces su precio actual, lo que no pasa con un papel bursátil".

Oficinas como grandes compradores

Hoy, por un tema de gustos y estatus, las grandes oficinas del país cuelgan obras de arte de destacados artistas nacionales y tienen entre su patrimonio alguna escultura.

En Artespacio aseguran que las firmas significan alrededor de un 40% de las ventas totales y que el porcentaje ha ido aumentado. Por ejemplo, una gran empresa puede gastar más de $30 millones. Las oficinas habitualmente llaman a una licitación a dos galerías que presentan sus obras en base a un plano.

"Uno va proponiendo y colgando las sugerencias. A veces queda la mitad y a veces un poco más, salvo que se tenga un contrato exclusivo", explica Macarena Figueroa, de la Galería Praxis. Dentro de la distribución de obras, son las oficinas de los altos gerentes las que se llevan las piezas más caras y las salas de reunión las más decorativas.

GALERISTAS

ISABEL ANINAT, Galería Isabel Aninat: "Yo me juego mi nombre cuando escojo un artista, soy su aval frente a los compradores. Estoy aquí porque la gente que ha comprado en la galería lo ha hecho bien y la obra ha subido de precio".

TOMÁS ANDREU, Galería Animal: "Es importante abrir mercados y conquistar. Hay que ir hacia países con historial de consumo de arte importante, como Brasil, porque nuestro mercado es demasiado pequeño; hay más arte que coleccionistas, y eso es una realidad feroz".

MARÍA ELENA COMANDARI y ROSITA LIRA, Artespacio: "(La edad de) nuestros compradores ha bajado en diez años; antes venía a comprar gente mayor de 40 años y ahora llegan de 30 años buscando obras de arte. El mercado ha ido creciendo por irrupción del mundo joven que aprecia el trabajo de sus contemporáneos".

ANA MARÍA STAGNO, Galería Malborough: "Ser parte de la red internacional de Malborough me permite distribuir mil catálogos a los principales coleccionistas de arte, algo que como chileno uno no tiene posibilidades de hacer. Hoy Ricardo Maffei y Benjamín Lira están completamente insertados en el mundo".

ARTISTAS

MATÍAS MOVILLO, Pintor: "Hoy me doy cuenta de que el galerista es más que un representante, es un socio estratégico que confía en mi trabajo y estamos juntos en un proyecto que apunta a colocar mis cuadros en circuitos donde se valore mi tesis".

HERNÁN GANA, Pintor: "El artista no busca algo cortoplacista. No basta con exponer y venderlo todo, lo que uno quiere es que se la jueguen por uno en proyectos de largo plazo, y que lo hagan porque creen que hay un potencial que desarrollar".

CARMEN ALDUNATE, Pintora: "Para mí lo más importante en un galerista no es lo que vende, sino el que te dé confianza, que crea en lo que tú estás haciendo y que te lo exprese. Para el pintor es muy importante la aceptación emocional de la obra, lo que después obviamente se transforma en venta".

CRISTIÁN SALINEROS, Escultor: "Hoy las exigencias del circuito internacional del arte son altísimas y se necesita generar contactos y tener el respaldo institucional de una galería con la capacidad de posicionarte afuera. Una tarea compleja que requiere estrategia, manejo de información y visión".

Magdalena Echeverría Faz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Viagra Online -

Hay muchas cosas pues que la verdad resultan a veces o se ven injustas, pero creo detras de esas cosas hay un verdadero motivo, excepto politicos, que solo para robar.

ALBERTO WEISSFISCH -

SOY REAL ESTATE AGENT...
TENGO A LA VENTA UNA GALERIA DE ARTE EN CONNECTICUT.......DONDE ....Y COMO PUEDO CONSEGUIR COMPRADORES POTENCIALMENTE ?????
MUCHO LES AGRADECERIA....ME ENVIEN ALGUNA INFORMACION

MUCHAS GRACIAS

ALBERTO WEISSFISCh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres