Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Acciones: ¿Valen lo que cuestan?

En los últimos 4 años, el índice global de acciones MSCI-World subió en 97% (19% anual compuesto) y las bolsas emergentes subieron 210% (33% anual). Mientras, las bolsas de Europa Occidental subieron 135% (24% anual) y la bolsa chilena subió 251% (37% anual) en 4 años.

La bolsa norteamericana subió 66% en el mismo lapso (14% anual) a pesar de que las utilidades de las empresas crecieron 16% anual, con lo que las acciones de EE.UU. se "abarataron". En cambio, las bolsas emergentes se encarecieron porque los inversionistas optaron por alternativas más ganadoras y ello se refleja en la caída del dólar en todo el mundo.

La bolsa china y la bolsa chilena se corrigieron en similar magnitud, porque hasta hace dos semanas eran las más caras del mundo. ¿Amerita que la bolsa chilena tenga una valuación apenas menor a la de la bolsa china, cuando la economía local está creciendo menos de la mitad del 10% anual que crece China?

El premio a la bolsa local se debe a que las tasas de interés locales y globales son muy bajas, lo que implica que los bonos -o sea, la alternativa frente a la bolsa- son más caros que las acciones. La tasa del bono de 10 años del Banco Central seguiría por debajo del 6% en el futuro. Por lo tanto, ante el dilema de obtener un bajo retorno por colocar el dinero en bonos o en depósitos, los inversionistas optan por demandar más acciones.

Aun así, la volatilidad de las bolsas -con sesgo a la baja- es creciente y aumentaría en el corto plazo en reacción a nuevos riesgos en Estados Unidos, donde crece la cartera morosa de algunos créditos hipotecarios, el sector inmobiliario sigue cayendo, la industria se enfría y hay una creciente incertidumbre acerca de la sustentabilidad del crecimiento de las ganancias corporativas. Por otra parte, los servicios y el consumo siguen como avión y la inflación de tendencia se está escapando.

Con estas señales mixtas, la Reserva Federal opta por no mover su tasa de interés, pero hay un creciente riesgo de que este "equilibrio" se rompa, ya sea por el inicio de una nueva escalada de tasas (la alternativa más benigna), o bien, un "aterrizaje forzoso" de la economía de los EE.UU. con reducción de las ganancias corporativas y baja de tasas (el escenario más turbulento).

Mientras tanto, China sostiene al mundo y al precio del cobre.

Con este entorno global para el 2007, Chile crecería 5%, pero el consumo se expandiría más que el PIB y las utilidades de las empresas del comercio, del transporte aéreo y de la energía subirían cerca del 20%.

Con la reciente corrección, la bolsa chilena ya no está cara y si bien tiene internalizada las utilidades del 2007, todavía no descuenta el crecimiento del 2008.

En medio del mayor riesgo proveniente de los EE.UU., tal vez sea inoportuno tomar posiciones selectivas hoy, pero el que se quede fuera de la bolsa chilena podría "quedarse debajo de la mesa" cuando venga un nuevo rally, cuyo "timing" será incierto. Durante el 2007, el IPSA superaría los 3.100 puntos.

Mientras el dólar no se convierta en un refugio global, la liquidez -aunque menor que la de antes- persistirá.

¿Amerita que la bolsa chilena tenga una valuación apenas menor a la de la bolsa china, cuando la economía local está creciendo menos de la mitad del 10% anual que crece China?

Leonardo Suárez, director de Estudios LarrainVial
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Francisco Javier Bellolio R. -

Me parece correcto la opinion,pero me gustaria saber,como sera la bolsa en los proximos 6 meses.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres