Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

El sistema electrónico de NYSE en la mira

La SEC estudia si su transición a la era tecnológica contribuyó al reciente colapso de sus operaciones.

La transición de la Bolsa de Nueva York a la era tecnológica se dio casi de la noche a la mañana. Ahora, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) está estudiando si fue demasiado rápida y si contribuyó a los problemas de esta semana.

A lo largo del año pasado, la Bolsa de Nueva York (NYSE) ha pasado gran parte de sus operaciones de corretaje a una plataforma electrónica, un cambio que muchos inversionistas aplaudieron porque promete tiempos de ejecución más rápidos en un negocio donde los segundos valen oro. En noviembre, NYSE anunció que cerraría una de sus pisos de corretaje, citando como causas el posible ahorro de costos y la necesidad de menos corredores.

La SEC examina si la reducción del suelo de NYSE ha afectado a su habilidad para manejar un súbito aumento en el volumen de órdenes tal como ocurrió durante la caída del mercado del martes, según una fuente al tanto de la situación. Los reguladores temen que los problemas de capacidad puedan haber empeorado la situación de la Bolsa de Nueva York, esta semana.

NYSE no cree que la consolidación de los pisos de negociación jugara un papel importante en la crisis de esta semana y un portavoz aseguró que no han sido investigados por la SEC en relación a esta consolidación.

El sistema de NYSE para procesar órdenes a través su denominada plataforma híbrida —una combinación de corretaje electrónico y humano— se saturó, por lo que los corredores, frenéticos ante el colapso, no pudieron procesar miles de operaciones.

El martes, el mercado estadounidense registró una de las mayores caídas de puntos en los últimos cinco años y un récord de volumen, con unos 4.070 millones de operaciones de acciones.

Los problemas de corretaje se agravaron después de que un error en el cálculo del Promedio Industrial Dow Jones, causado por una repentina caída de puntos que, según NYSE provocó una ola de órdenes 50% mayor.

“Fue un desastre”, recuerda Steve Swanson, director de Automated Trading Desk LLC, una gran firma de corretaje con sede en Carolina del Sur. “No había información. Nadie nos contaba lo que estaba pasando. El [sistema] híbrido es nuevo y estábamos viendo volúmenes récord que no se sostenían”.

La matriz de la Bolsa de Nueva York, NYSE Group, la cual empezó a cotizar en bolsa el año pasado, se juega mucho. La bolsa, que antes funcionaba como un club de miembros sin fines de lucro, cuenta con que su nuevo sistema electrónico impulse los ingresos de corretaje y las ganancias, a la vez que facilita el proceso de negociación para los inversionistas.

La SEC está hablando con varias firmas y bolsas para determinar si otros problemas estructurales pudieron contribuir a las dificultades de operación.

Lo que sucedió el martes atrajo la atención del Congreso estadounidense, que pidió a los presidentes ejecutivos de NYSE Group y Dow Jones & Co. —editor de THE WALL STREET JOURNAL, el Promedio Industrial Dow Jones y otros índices del mercado— una “explicación completa sobre las causas que explican el colapso del sistema”.

“Estamos llevando a cabo una detallada revisión de los hechos ocurridos el martes pero no creemos que el retraso en los cálculos ni la posterior recuperación en el cálculo del Promedio Industrial Dow Jones perjudicaran la caída del mercado, ya que el mercado estaba drásticamente a la baja durante un período de 70 minutos y rebotó con fuerza poco después de que el Promedio volviera a la normalidad”, señaló Dow Jones en un comunicado. Un vocero de NYSE dijo que también estaba revisando la situación.

Las autoridades de NYSE se reunieron con miembros del Congreso y planean responder a la carta, añadió. Hasta ahora, los inversionistas le están dando un respiro a NYSE. El martes NYSE Group cayó 6,2%, o US$5,56 para cerrar en US$84,45 en la Bolsa de Nueva York. Pero el miércoles se puso al día con el mercado para cerrar en US$84,90 por acción, un alza de 0,5%, o 45 centavos de dólar.

NYSE culpa a su sistema DOT (por Designated Order Turnaround) del problema. DOT es un sistema electrónico que emplea NYSE para acelerar la ejecución de las órdenes pequeñas, derivándolas directamente al especialista, con lo cual evita al operador de suelo. NYSE dijo que el sistema estaba funcionando mejor el miércoles, cuando su participación de mercado en la compraventa de acciones que cotizan en la Bolsa de Nueva York ascendió a cerca de 70%. La bolsa ajustó la capacidad de su sistema y está tratando de introducir nuevas mejoras.

NYSE no fue la única bolsa que experimentó problemas esta semana. El Nasdaq y otras bolsas pasaron apuros para mantenerse al día con la ola de órdenes. Pero los problemas en otros lugares no fueron tan graves como los de la Bolsa de Nueva York.

El martes, las cosas empeoraron cuando el Dow cayó repentinamente a las 3 de la tarde, cuando se arregló el retraso en el cálculo del promedio, y el índice reflejó la caída que ocurrió durante la hora previa.

“En cuestión de un nanosegundo, la gente corría cegada”, dijo Andy Brooks, director de T, Rowe Price Group, una firma de corretaje de Baltimore. “Todos nos preguntábamos los unos a los otros ‘¿Qué ha pasado?’, ‘¿Tiene alguien idea de lo que puede haber pasado?’”. Sin comunicación desde la Bolsa de Nueva York, “tratamos de averiguar lo que estaba causando esto”, explica.

Brooks dice que el hecho de que Nasdaq también estaba experimentando problemas no fue de gran ayuda. Las operaciones aparecían fuera de orden, dificultando cualquier decisión, cuenta. Un representante de Nasdaq dijo que el mercado vio algo de lentitud, con segundos de retraso en el registro de algunas compraventas en las acciones que cotizan en NYSE.

POR AARON LUCCHETTI Y KARA SCANNELL - THE WALL STREET JOURNAL. Peter A. McKay, Ianthe Jeanne Dugan y Scott Patterson contribuyeron a este artículo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres