Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Le gustaría ganar US$ 1.000 millones en una zambullida?

Cazadores de tesoros profesionales que están trabajando en conjunto con el gobierno británico dicen haber recibido luz verde para recuperar piezas de oro y plata de lo que se cree fue el naufragio del HMS Sussex, que llevó a 560 marineros a una tumba submarina en las costas de Gibraltar en 1694.



Si bien el gobierno español había dado su aprobación, las autoridades del gobierno regional de Andalucía habían obstaculizado el progreso para recuperar las 10 toneladas de oro y plata que, según se cree, se hundieron con el navío. El viernes 23 de marzo, sin embargo, dieron la autorización para que el Odyssey Explorer vaya en busca del barco hundido.


El barco norteamericano, que pertenece a la compañía de exploración marina Odyssey Marine, con sede en el estado de Florida, Estados Unidos, ha estado explorando el fondo del mar en las aguas frente a Gibraltar durante casi una década. En los 1.035 kms cuadrados de lecho marino en el Mediterráneo se encontraron lo que parecen ser decenas de naufragios antiguos y modernos, entre ellos algunos que, según se estima, datan de hace 2.000 años, de los tiempos de los fenicios y los romanos.


Pero se cree que un barco naufragado en particular, que yace a 760 metros de profundidad y con los cañones todavía claramente detectables por las cámaras robot enviadas por la compañía, muy probablemente sea el HMS Sussex. El buque de guerra supuestamente cargado con oro y plata había sido una misión secreta para asegurar el apoyo del Duque de Savoya en la Guerra de la Liga de Augsburgo contra Luis XIV de Francia.


El almirante Sir Francis Wheeler, con el HMS Sussex como su buque insignia, había liderado una flota de unos 80 navíos hasta la boca de Mediterráneo en Gibraltar.


"Los registros históricos sugieren que un millón de libras esterlinas estaban destinadas a Savoya", dice Odyssey Marine. "Otros registros judiciales demuestran que mientras la flota de Wheeler se preparaba para navegar hacia el Mediterráneo, se estaban recaudando un millón de libras y que se había extendido una orden para que se emitiera "un millón de libras en dinero para uso de la flota".


A mediados de febrero de 1694, después de una escala en Gibraltar, el Sussex se topó con una tormenta terrible. El almirante Wheeler decidió achicar el mástil principal para mejorar la estabilidad de la nave. Pero, según dos marineros musulmanes que fueron los únicos sobrevivientes de la tripulación, el mástil se hizo pedazos mientras el barco navegaba a la deriva, se llenó de agua y, finalmente, se hundió hasta el fondo del océano. Entre los 1.253 marineros que murieron esa noche estaban los 560 miembros de la tripulación del Sussex.


El cuerpo del almirante Wheeler, vestido con su bata de noche, fue descubierto más tarde por pescadores españoles.


Desde hace mucho tiempo el HMS Sussex se ha convertido en el sueño de todo cazador de tesoros. Odyssey Marine, que recuperó más de 75 millones de dólares en monedas de oro y plata del naufragio del SS Republic en las costas de Georgia en 2003, comenzó la búsqueda del Sussex en 1997. En lo que se consideró un acuerdo inédito entre un gobierno y una compañía especializada en la búsqueda de tesoros, Gran Bretaña firmó un acuerdo con Odyssey Marine Exploration para que la empresa pudiera buscar al Sussex.


Según los términos del acuerdo, cualquier tesoro descubierto será dividido entre el gobierno y la compañía. El gobierno español inicialmente intentó impedir la búsqueda, pero España ahora acepta que, si se puede demostrar que se trata del Sussex, la carga le pertenece a Gran Bretaña.


Giles Tremlett, The Guardian.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres