Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Un empresario francés irrumpe en los medios

Vincent Bolloré pone sus fichas en un matutino gratis, pero con contenido de primera calidad

Vincent Bolloré posee un canal de televisión, una estación de radio y participaciones en dos grandes conglomerados publicitarios. El empresario francés acaba de agregar a su portafolio de medios un periódico gratis pero de calidad.

En los últimos cuatro años, el Grupo Bolloré, conocido en Francia por sus empresas de manufactura y transporte, ha estado saliendo de la industria pesada para enfocarse en los medios de comunicación.

El holding, cuyos ingresos netos ascendieron a los 5.400 millones de euros, US$ 7.200 millones, el año pasado, ha vendido plantaciones de tabaco en África, una flota de cargueros y la mayor parte de su participación en la siderúrgica francesa Vallourec SA.

Bolloré ha usado los fondos recaudados por las ventas para adquirir participaciones en canales de televisión y empresas publicitarias y de Internet.

El empresario cuenta que se interesó en los medios después de que se desinflara la burbuja de Internet en 2001 y pensó que podría ser un buen momento para comprar. El año pasado, lanzó un canal de programas de entrevistas en Francia, Direct 8, y un vespertino gratis, Directsoir.

El mes pasado, Bolloré empezó la publicación de matinPlus, un
matutino que se publica de lunes a viernes con una circulación de 350.000 ejemplares. El periódico, que se reparte mientras la gente acude al metro de París para dirigirse a sus trabajos, busca atraer a los profesionales jóvenes interesados en temas serios, pero que habitualmente no compran el diario.

Directsoir publica artículos más sensacionalistas que matinPlus, pero ambos periódicos son elaborados por el mismo equipo y algunos de los periodistas de Direct 8 también escriben notas para los diarios.

MatinPlus es uno de los varios periódicos gratis que circulan en París, aunque su enfoque noticioso es mucho más serio que el de sus competidores. La portada, por ejemplo, ha tenido notas acerca
de las relaciones entre Rusia y Arabia Saudita, la diplomacia estadounidense en Israel y el desempeño de la candidata  presidencial Ségolene Royal en televisión.

El periódico también cubre deportes, cine y televisión, pero carece del énfasis en las celebridades que caracteriza a muchos diarios que se reparten gratis.

“Creo que esto es una locura para un periódico popular gratis”, dice Juan Antonio Giner, un director de Innovation International Media Consulting Group SL. “Si quieres atraer a la elite, no van a leer matinPlus, van a leer Le Monde”.

Bolloré, que tiene un 70% de matinPlus, no hace caso a tales críticas. “No les gusta lo nuevo”, asegura.

En realidad, Le Monde, considerado uno de los diarios más intelectuales e izquierdistas de Francia, tiene el otro 30% de matinPlus y lo imprime. Un pequeño equipo de periodistas de Le Monde se trasladó a las oficinas de matinPlus y escribe artículos que aparecen bajo el logo de Le Monde.

Bolloré remeció al mundo de la publicidad hace dos años cuando adquirió una participación en Havas, la agencia de publicidad parisina, encabezó un esfuerzo para sacar a la cúpula ejecutiva y se instaló como el nuevo presidente de la junta directiva.

Actualmente posee un 26,6% de Havas y está en campaña para imponer cambios en la firma británica de compra de espacios publicitarios Aegis Group PLC, en la que ha acumulado una participación de 29,1%.

Aunque Bolloré asegura que las noticias en matinPlus no son influenciadas por la publicidad, ha utilizado sus participaciones en agencias publicitarias para ayudar a crear el periódico. La diagramación de matinPlus, una combinación de fotografías con lecturas de un párrafo y artículos más largos, fue idea de Jacques Seguela de Havas, donde Bolloré es el presidente de la junta y el mayor accionista. Seguela, uno de los fundadores de la agencia Euro RSCG Worldwide, que después fue adquirida por Havas, dice que el periodismo y la publicidad son “el mismo trabajo” en el sentido de que ambos tienen que crear imágenes y palabras que la gente encuentre interesante.

Hasta ahora, el diario ha captado poca publicidad. En una reciente edición de 28 páginas, había cuatro anuncios. Bolloré cree que el diario le costará unos 50 millones de euros, US$67 millones, antes de que empiece a ser rentable en tres o cuatro años.

“El que sea gratis no significa que la calidad sea más pobre”, dice Cédric de Baillencourt, sobrino de Bolloré y presidente ejecutivo del holding que controla los activos del empresario en los medios.

“Creemos que contiene información de buena calidad”.

POR AARON O. PATRICK - THE WALL STREET JOURNAL - PARÍS—
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres