Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Una esperanza para la catástrofe climática?

El Consejo para el Futuro del Mundo (World Future Council) ya ejerce presión a los políticos y empresarios del mundo, para que actúen en armonía con el planeta. La nueva organización "abogará por un desarrollo sostenible, que tenga en cuenta a las futuras generaciones", según aseguró Uexküll durante la ceremonia de fundación. Agregó que lo importante es crear propuestas concretas para la toma de decisiones y posterior puesta en acción.

La tarea prioritaria del WFC es detener la catástrofe climática. "Si no solucionamos ahora esta crisis tampoco podremos resolver ninguna otra. Todo lo demás depende de un clima estable", afirmó el militante ecológico, quien agregó que "incluso la guerra civil en Darfur surgió debido a la sequía y escasez de agua", lo que muestra un panorama desolador. Por su parte, el director de programa del WFC, Olivier Giscard d'Estaing, dijo que la primera campaña estará destinada a acelerar la adopción de energías renovables. Es importante que a partir de ahora, todas las decisiones políticas y empresariales sean evaluadas desde el punto de vista de su relevancia para el clima.

Por su parte, la activista de derechos humanos Bianca Jagger -uno de los 50 miembros fundadores del WFC-, exigió "acometer los enormes problemas desde su raíz, esto es algo que no soporta demoras". Y continuó: "Quienes contaminan el medio ambiente deben pagar indemnizaciones, sobre quienes lo hacen en los países pobres". Según la ecologista, la contaminación con petróleo y basura afecta mucho más a países del tercer mundo, y las sequías y otras catástrofes ecológicas azotan particularmente en África y Asia.

"Cambios positivos sólo serán posibles si el mundo rico disminuye su estándar de vida", concluyó Jagger, ex esposa de la voz del grupo británico 'The Rolling Stones', Mick Jagger. El alcalde de Hamburgo, Ole von Beust se manifestó satisfecho con que la sede del WFC esté situada en esa ciudad, la cual apoya al Consejo financieramente durante su primera fase.

Jakob von Uexküll de 62 años, filósofo y economista de profesión, accedió a riqueza como coleccionista de sellos postales. En 1980 vendió su colección y puso el dinero a disposición de la Fundación para una vida responsable, que concede el Nobel Alternativo, por ejemplo por la defensa de los derechos humanos y la protección ambiental. El donante del premio viaja mucho para poder ubicar a posibles candidatos y hallar aliados para sus objetivos. El germano-sueco, que vive en Londres, trabajó muchos años para fundar el WFC.

Fuente: DW
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres