Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Es su jefe un psicópata? Averígüelo antes de que sea tarde

Son seductores, sádicos, mentirosos y manipuladores. Si le tocan como jefe, le harán la vida imposible. Y lo peor, cuando manejan una empresa, no paran hasta destruirla.

Una de las ideas más innovadoras del mundo de los negocios de los últimos años no surgió en las célebres aulas de la Harvard Business School ni en una de esas conferencias de 4.000 dólares per cápita. Nada de eso. El lugar fue una convención de policías en la lejana provincia canadiense de Newfoundland.

En aquel agosto de 2002, Robert Hare, un profesor de psicología criminal de la University of British Columbia era todavía un completo desconocido en el mundo corporativo. Sin embargo, tenía una bien ganada reputación como creador del Psychopathy Checklist, un test de 20 preguntas para diagnosticar personalidades psicópatas.

Según el artículo Is Your Boss a Psychopath? de Fast Company, Hare inauguró la conferencia hablando sobre asesinos a sueldo de la mafia y acosadores sexuales. Luego, sorprendió a la audiencia cuando comenzó a hablar de los top managers de Enron y WorldCom, que acababan de perpetrar los mega fraudes que dejaron en la calle a miles de empleados.

Hare anunció que las corporaciones norteamericanas tenían características típicas de psicópatas. Por eso, no era de extrañar que atrajeran ejecutivos psicópatas, personajes caracterizados por la falta de empatía, escasos escúpulos y una marcada tendencia a seducir y engañar a sus víctimas para obtener ventajas personales. Enron y WorldCom son dos ejemplos de lo que ocurre cuando la cultura de negocios se vuelve maligna.

Entonces, el profesor se destapó con una espectacular propuesta: los escándalos corporativos podrían evitarse si los altos ejecutivos tuvieran que someterse al test del psicópata antes de asumir el cargo. El argumento parecía razonable: si el test se practica a policías y maestros, ¿por qué no a un CEO que maneja millones de dólares y miles de puestos de trabajo?

Con un sencillo cuestionario de 20 preguntas, los accionistas podrían saber si el ejecutivo en quien depositan la gestión de la empresa es un desalmado manipulador que no dudará en fraguar balances para su beneficio personal.

Incluso, el test hasta podría emplearse para ayudar al propio manager de tendencias criminales. Se cree que sólo un 50 por ciento de la personalidad se determina por factores genéticos. El resto es moldeado por la cultura, la educación y las instituciones sociales. El coaching podría hacer maravillas para ejecutivos con problemas psíquicos.

De esta forma, el controvertido test podría ser el primer paso para que el ejecutivo trate su enfermedad. Subalternos y accionistas, agradecidos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres