Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

La receta que se generaliza: ser un segundo Chile. Ahora, Colombia.

La metamorfosis de Colombia: ¿El segundo Chile? El país imita algunas prácticas del modelo económico chileno, pero todavía sufre con los altos índices de pobreza y violencia.

Parece que la receta económica chilena sigue siendo referencia en la región y está, incluso, ganando nuevos adeptos. Tras el Presidente de Perú, Alan García, declarar que la meta de su gestión es "ganarle a Chile" en materia comercial y económica en los próximos cinco o diez años, ahora fue la vez de Francisco Santos Calderón, el vicepresidente de Colombia, que afirmó a la revista brasileña "Exame" que "queremos ser el segundo Chile".

Cuando el Presidente Álvaro Uribe -que dictará la Conferencia de Honor en Enade 2006 el próximo 28 de noviembre sobre el rol de Latinoamérica en el contexto mundial y contará sobre el exitoso caso de Colombia- asumió su primer mandato, en 2002, el país estaba hundido en el caos, con crecimiento económico mediocre, altas tasas de desempleo e índices récord de homicidios y secuestros.

Cuatro años después, el escenario es otro. La política de seguridad implementada por Uribe -que bajó la tasa de homicidios en 50% y de secuestros en 70%- vino acompañada de un programa agresivo de reformas económicas que está creando un ambiente favorable a las inversiones extranjeras. (ver infografia).

El programa económico colombiano copia algunas prácticas del modelo chileno, como el saneamiento de las cuentas públicas, programas de privatizaciones y aumento de la apertura a los mercados internacionales.

Desde entonces, Colombia quintuplicó el ingreso de inversión extranjera, las exportaciones aumentaron 70% y el riesgo país cayó desde 600 a 160 puntos. El gobierno está priorizando los tratados de libre comercio con México, Chile y Estados Unidos en lugar de invertir en el frustrado Mercosur y empieza a privatizar las grandes estatales.

A principios de este año, por ejemplo, 50% de Colombia Telecomunicaciones fue vendida a la española Telefónica.

Sin embargo, los índices de pobreza y violencia todavía siguen elevados. Cerca de la mitad de los colombianos (49,2%) vive en la pobreza y el nivel de indigencia es de 14,7%. Son las cifras más bajas desde que se cuentan con estadísticas en el país, según el Departamento Nacional de Planeación de Colombia, pero aún no son despreciables. El desempleo, pese a que sigue bajando, todavía afecta al 14% de la población.

Es más. Según la Organización Internacional del Trabajo, Colombia es el país más peligroso del mundo para los sindicalistas -que en algunos casos son atacados por ser considerados la base de organizaciones subversivas, según representantes del sector-, hecho que podría complicar la aprobación del TLC entre este país y Estados Unidos. Eso, porque su situación laboral será evaluada por los congresistas estadounidenses como requisito para la concesión del tratado, según la agencia Associated Press.

La popularidad de Uribe, reelecto en mayo de este año con 62% de los votos y con una aprobación que llegó al 80%, empieza a demostrar señales de debilidad. En la última encuesta, divulgada a principios de mes, el Presidente cae 11 puntos, pasando del 77% al 66% de aprobación.

Las privatizaciones y la apertura internacional son algunas de las prácticas del programa colombiano inspiradas en el modelo chileno.

Beatriz Veloso Hirata
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres