Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Ser o no ser? Los ejecutivos globales buscan inspiración en Shakespeare

Hay un hambre de perspectiva allí afuera. Los ejecutivos ahora quieren aprender management leyendo a Shakespeare. La tendencia deja algunas imágenes deliciosas como ver al CEO de una corporación global disfrazado de Hamlet...

Julio César y las maniobras palaciegas

Usted es un top manager de una corporación multinacional. El CEO acaba de anunciar su retiro. Se disparan las intrigas de la sucesión. En el horizonte, tiempos codiciosos y traicioneros, tiempos de maniobras políticas en los pasillos corporativos. ¿Quiere algunas ideas? Lea Julio César, donde Shakespeare describe la célebre conspiración que terminó con el asesinato del emperador de Roma.

"Enrique V" y el liderazgo

Usted acaba de ser ascendido a team leader. Ahora, tiene a su cargo a quienes hasta hace poco eran sus compañeros. ¿Cómo lograr que lo vean como jefe? Lea "Enrique V", que describe el ascenso de un joven rey y sus problemas para ganar credibilidad como líder.

"El Mercader de Venecia" y el risk management

"El Mercader de Venecia" describe las relaciones entre el usurero Shylock y el capitalista de riesgo Antonio. Algunos encuentran en esta obra los principios elementales de la moderna teoría del portafolio: "Nunca pongas todos los huevos en una canasta".

Pero hay más. Incluso, se dice que la obra también contiene las bases para resolver algunos de los principales problemas del management bancario: ¿cómo lograr que el deudor reintegre el préstamo?

Un método posible: exigir una garantía valiosísima para el deudor aunque insignificante para el banco. Esto es precisamente lo que hace Shylock, cuando pide por garantía una libra de carne del cuerpo de su prestatario.

Desde luego, la garantía no tenía ningún valor económico para el prestamista. Pero, ¿qué mejor incentivo para asegurar el cumplimiento del contrato?

¿Es realmente Shakespeare un gurú del management?

Algunos profesores de las más prestigiosas escuelas de negocios anglosajonas creen que sí. Y su creencia ha originado un fantástico comercio de cursos y programas sobre el dramaturgo inglés en la galaxia de la educación ejecutiva.

Kenneth Adelman (un diplomático de carrera) y Norman Augustine (ex CEO de Lockheed Martin y director de P&G) fueron los primeros en subirse al carro, con la publicación de Shakespeare in Charge en 1999, donde analizan la obra de Shakespeare desde la perspectiva del manager.

A pesar de los obvios anacronismos (y de las similitudes "tiradas de los pelos"), Adelman encontró un interesante nicho. Hoy organiza seminarios de desarrollo de capacidades de liderazgo, trabajo en equipo, risk management y cambio organizacional para corporaciones, oficinas públicas y ONGs. Su circo ya pasó por Harvard, Wharton y AT&T, entre otras notables organizaciones de negocios.

Imagínese a los participantes (CEOs, top managers y funcionarios públicos de primer nivel) disfrazándose con ropas de época y reproduciendo tragedias de Shakespeare.

¿Cómo se explica el súbito éxito del escritor inglés más famoso entre el animal corporativo del siglo XXI?

John Whitney, fundador del inmensamente popular programa de Shakespeare de la Columbia Business School, sostiene que hay un hambre insaciable de perspectiva entre los ejecutivos globales.

En Shakespeare están encontrando una comprensión global de los determinantes de la conducta humana. En definitiva, las pasiones no han cambiado en los últimos 400 años. Motivación, egoísmo, codicia y traición siguen tan presentes como en los tiempos de la Inglaterra renacentista.

En definitiva, pensándolo bien, tal vez sí Shakespeare sea un verdadero gurú después de todo. Cuatro siglos después de su muerte, todavía sigue reinventándose y expandiendo sus mercados a nuevos horizontes.

Federico Ast, Editor de MATERIABIZ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres