Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Un viaje al centro de investigación que inventó el teléfono celular

El teléfono manos libres, el celular y el caller ID no son inventos nuevos. Todos surgieron hace unos 50 años en el centro de investigaciones de Bell en Nueva Jersey. Un tour guiado a esa fantástica usina de innovación...

El "diseño idealizado" es una manera realmente simple de pensar la innovación: a la hora de resolver problemas de cualquier tipo, esta teoría aconseja imaginar cuál sería la mejor solución en el mejor de los mundos. Luego, sólo se trata de trabajar para alcanzarla desde el punto donde nos encontramos en la actualidad.

¿Utópico? Tal vez. Pero la experiencia enseña que, en algunos casos, este enfoque ha funcionado de maravilla. El académico Russell Ackoff tuvo el privilegio de conocer desde adentro la forma en que los laboratorios Bell diseñaron el sistema telefónico que hoy reina sobre el mundo. En el artículo Idealized Design de Wharton Business School, Ackoff relata su experiencia:

"En 1951, yo era miembro del Case Institute of Technology de Cleveland, Ohio. En un viaje a New York fui a los laboratorios Bell a visitar a Peter Meyers, un antiguo conocido mío.

Aquel día, Meyers y otros managers del centro de investigaciones tenían una importante reunión con el vicepresidente de la compañía. Meyers me ofreció a que lo acompañara a la sala de conferencias. Allí había unas cuarenta personas. El vicepresidente aún no había llegado.

Diez minutos después, las puertas se abrieron. El vicepresidente entró furioso y se paró en el pedestal. Apoyó el puño sobre la mesa y observó en silencio al público. Segundos más tarde, anunció: "Señores, el sistema telefónico de los Estados Unidos fue destrozado anoche".

Tumulto en la sala. "No es cierto", murmuraban algunos, "Yo hablé por teléfono esta mañana".

"¿Así que no me creen?", insistió el vicepresidente, "Grábense en la cabeza que el sistema telefónico fue destruido anoche. Si no lo entienden rápido, serán despedidos".

Gélido silencio en el auditorio. ¿Se había vuelto loco? Segundos después, el vicepresidente estalló en una carcajada. El público, estupefacto.

El vicepresidente prosiguió: "En la última edición de la revista Scientific American, un artículo nos distinguió como el mejor laboratorio de R&D del mundo. Yo estoy de acuerdo. Sin embargo, no hemos inventado nada importante. Todo el tiempo hemos estado trabajando para mejorar las distintas partes del sistema telefónico pero no al sistema telefónico como un todo".

Seguidamente, el vicepresidente separó a los asistentes en varios grupos para que comenzaran a trabajar en ideas para modificar el sistema telefónico en su totalidad. Yo tuve la suerte de formar parte de uno de los grupos. Durante la reunión de brainstorming, surgieron algunas ideas interesantes:

1) Un teléfono que se pueda usar sin manos

2) Un teléfono que no esté establecido en un punto fijo

3) Un teléfono que permita saber quién llama antes de atender

Algo más adelante, después de mucho trabajo, descubrimos que podíamos grabar los números de teléfono en una tecla para no necesitar saberlos de memoria. Técnicamente, el problema no era difícil. Algunos días más tarde, ya teníamos el prototipo.

El impacto del nuevo diseño fue quizá el cambio más increíble que se haya visto en el sistema de comunicaciones. A partir de ese éxito, empezamos a aplicar también las otras ideas que hoy son moneda corriente en el sistema telefónico".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres