Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Pinochet - según Carlos Cáceres

El ex secretario de Estado dice que lo grandioso de Pinochet fue que le cambió la cara a Chile. Las vidas de Carlos Cáceres y del general Augusto Pinochet se juntaron hace 30 años y no se separarían más hasta casi el final, cuando se reunieron a celebrar los 91 años del ex Mandatario hace sólo dos semanas.

Cáceres fue consejero del Consejo de Estado en 1976, presidente del Banco Central en 1982, ministro de Hacienda en los difíciles días de 1983-84 y ministro del Interior de la transición entre 1988 y 1990. Y por eso es una de las voces más autorizadas para hablar del ex Mandatario.

-¿Cuál fue a su juicio el legado que dejó el gobierno de Pinochet al país?

"La modernización que realizó del país y de sus instituciones y que se expresó en la apertura de espacios de oportunidad para todos los chilenos. Fue una profunda transformación de las instituciones del Estado, de la sociedad, que, estoy seguro, va a perdurar a través del tiempo".

"Guardo una enorme gratitud y afecto por él, por haberme dado la oportunidad de participar en el proyecto de modernización del país y en las reformas que se realizaron durante su gobierno".

Y en este punto, Cáceres recuerda que lo conoció en tres etapas distintas del tiempo y de su mandato: primero a mediados de los 70, luego como ministro de Hacienda en medio de la crisis económica que sacudió al país a principios de los 80 y, finalmente, cuando el gobierno se terminaba y había que entregar el mando al gobierno de Patricio Aylwin.

-¿Qué diría usted que es lo mejor y lo peor del gobierno de Pinochet?

"Lo mejor fue el gran cambio que experimentó el país y donde se dieron una serie de modernizaciones que asociaron el ámbito económico con el político generando las instituciones que hacen posible la permanencia de una sociedad libre en Chile".

"Lo peor son, sin duda, las acusaciones de violación de derechos humanos que quedaron plasmadas en la carta a los chilenos que dirigió Pinochet al país y donde asume la responsabilidad política por los hechos que pudieron haber ocurrido durante su mandato".

-¿Cuál es su opinión personal del ex Mandatario?

"Lo vi a través de tres etapas distintas de su vida (1976; 1983-84 y 1988-90) y siento que lo destacable de él fue su vocación de servicio al país. Siempre estuvo dispuesto a escuchar, a hacer lo mejor por el país".

Y en este momento relata una anécdota sobre Pinochet que ocurrió cuando se desempeñaba como ministro de Hacienda, en medio de la crisis de la deuda externa, a principios de los 80, cuando el dólar se disparó.

"Recibí una llamada al teléfono rojo que conectaba directamente a Hacienda con el Presidente Pinochet. Era el mismísimo Mandatario que me preguntó si estaba de pie y que si no lo estaba, que me sentara".

"Me senté", dice Cáceres, y en ese momento recibe la orden de Pinochet: "Quiero que baje el precio del dólar". "Eso es algo que no se puede hacer, le dije y le di todos los argumentos de por qué no", añade.

Escuchó largamente sus explicaciones y luego dijo escuetamente, "olvídese de lo anterior y sigamos con el procedimiento". Se despidió y cortó.

"Siento que lo destacable de él fue su vocación de servicio, que estuvo dispuesto a escuchar, a hacer lo mejor por el país".

GERMÁN MALDONADO
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres