Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Argentina: prevén dura crisis de gas en 2007

El consumo de gas natural en Argentina creció 5% este año, mientras que el de la electricidad lo hizo al 6%. ¿Puede el sistema trasandino sostener estas tasas? Todo parece indicar que no.

Producción y distribución de gas trasandino operan al límite de su capacidad. El impacto golpeará a Chile.

"Este verano, todo el 2007 y el verano del 2008 vamos a vivir una situación en que el sector energético va a estar cada vez más tenso". La frase resume el consenso de los expertos argentinos en energía que, ante un crecimiento económico superior al 8,5% para este 2006 y cercano al 7% para el que viene, ven cómo tanto los yacimientos de gas y petróleo, y cómo sus redes de distribución, se encuentran trabajando al límite de sus posibilidades. Y aseguran que ello repercutirá en Chile.

Hace pocas horas, la Secretaría de Energía de Argentina autorizó a las distribuidoras de electricidad la compra de energía a generadoras eléctricas que no estaban permitidas para la operación comercial, las cuales "recibirán una remuneración igual a la de otras máquinas que operan en el Mercado Eléctrico Mayorista".

Esto supone poner fin parcial al esquema en que las generadoras entran al sistema de acuerdo a su eficiencia. El origen de ello es que "la oferta no puede sostener la demanda", explica a "El Mercurio" Gerardo Robinovich, director del departamento técnico del Instituto Argentino de Energía. Con lo cual es natural "que se recurra a equipos viejos, a todo lo posible" para mitigar la brecha creciente e imparable.

El consumo de gas natural creció este año a tasas del 5%, mientras que el de la electricidad lo hizo al 6%. ¿Puede el sistema sostener estas tasas? La única certeza es que, tal como están repartidas las cartas, pese a los esfuerzos gubernamentales, el sistema "de fallar va a fallar en algún punto", expone el experto y cuenta que, por ejemplo, "la red de distribución de gas está al límite: cualquier imprevisto va a producir un corte y probablemente repercutirá en el resto de la región".

Escenario imparable

El escenario es tal, que no se trata ya -argumenta Robinovich- principalmente de la influencia del clima.

"A estas alturas el tema climatológico va a permitir que lo pasemos un poco mejor o un poco peor, porque los sistemas -ya en situación (térmica) norma- están al límite". Robinovich recuerda que el gasoducto con Bolivia no está ni siquiera empezado y que otras grandes iniciativas (elevación de la cota en la represa de Yaciretá) no van a operar antes de 2009 o 2010.

En el mundo empresarial, la sensación de incertidumbre influye con fuerza. Carlos Ghosn, presidente ejecutivo de Renault global, dijo este lunes, en Buenos Aires, que "si no tenemos energía es un grave problema", al anunciar inversiones por US$ 100 millones entre 2007 y 2009. Mientras que Dominique Maciet, encargado de la firma en Argentina, indicó que "no hemos tenido cortes pero nuestra industria está preocupada".

En el gobierno liderado por Néstor Kirchner se consideran alarmistas estas consideraciones; sin embargo, también esta semana Luis Corsiglia, miembro del directorio del Banco Central, reconoció que "crecer al 8 ó 9% anual... sin haber tenido continuidad en inversiones energéticas, es un tema complicado" y que "las inversiones que no se hicieron hace cinco o seis años no se pueden recuperar en términos de tiempo material", aunque "en términos de inversiones, sí".

Por ello, dijo Corsiglia, "hay que generar incentivos, para que los inversores obtengan una rentabilidad razonable".

¿Cómo afectará todo esto a Chile? "La variable de ajuste hasta ahora ha sido el corte de gas a Chile", recuerda Robinovich. Y, lamentablemente, agrega, "es de esperar que en los momentos críticos Argentina no envíe gas a Chile". De hecho, las cifras muestran que "cada vez le envía menos en invierno y se trata de mantener en verano".

Precisamente la incógnita es cuánta demanda nueva vendrá del boom de venta de equipos de aire acondicionado. La Fundación para el Desarrollo Eléctrico estima que "se consumen 3.500 megavatios más que en 2002", debido a estos equipos.

También parecen ser los "villanos" que hicieron fracasar el plan de ahorro de energía del gobierno. Las distribuidoras eléctricas anunciaron que más de 1,2 millón de usuarios serán penalizados por consumir, en el último bimestre, más electricidad que en el mismo período de 2005.

Rodrigo Lara
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres