Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

"Esto no es un tema de filantropía, es de responsabilidad"

Según Guzmán, el incendio en San Vicente no alterará ningún proyecto en marcha de la compañía. Agrosuper no despidió a ninguno de sus 1.800 trabajadores tras el incendio que afectó a la principal planta faenadora de pollos del país en noviembre pasado, dice el gerente general de la firma, José Guzmán. Y en la reconstrucción, la competencia los ayudó.

El fuego todavía ardía en la planta de Super Pollo en San Vicente, cuando José Guzmán ya pensaba cómo producirían al día siguiente.

Al gerente general de Agrosuper, holding al que pertenece la firma avícola, lo urgía seguir funcionando y "abasteciendo al mercado", como cuenta. Pero por sobre todo, determinar en qué pie quedarían los 1.800 empleados del lugar. El siniestro había dejado inutilizable gran parte de las instalaciones. Justamente, las más grandes de la compañía y del país, con una capacidad de faenamiento de 300 mil pollos por día.

La misma noche del incendio, el 26 de noviembre, Guzmán tomó tres decisiones con su equipo: la planta sería reconstruida y la faena sería absorbida temporalmente por la planta de Doñihue. Pero más que eso: nadie sería despedido.

"El gerente de la planta le comunicó a la gente que, apenas se acabara el fuego, partiríamos la reconstrucción y que no se iba a ir nadie. Son compromisos duros, pero estábamos convencidos de que a Agrosuper le tocaba poner su cuota de responsabilidad", dice Guzmán.

-Lo más usual es que tras una crisis de este tipo haya despidos. ¿Por qué no lo hicieron?

"Esto no es filantropía, esto es responsabilidad. Aquí uno se hace responsable con su gente".

"Uno le ofrece un trabajo, un camino y, cuando llegó la crisis, lo que hiciste es un esfuerzo conjunto para que se resuelva".

-¿A todos los reubicaron en la otra planta de la empresa, en Doñihue?

"Doñihue tenía la misma capacidad nominal que San Vicente. Lo que aparece en casos de crisis es que se hacen turnos de emergencia y aparece Ariztía".

-Pero cómo, ¿su propio competidor los ayudó?

"Con Ariztía y los otros competimos, pero cuando hemos tenido crisis en la industria hemos actuado con sentido de país".

"Hace tres años hubo un foco de influenza aviar que afectó a Ariztía y ésta sacrificó aves y desocupó instalaciones".

"En tres semanas, se tomaron todas las medidas independientemente de las consecuencias comerciales. Aquí pasó lo mismo, pero al revés. En la industria hay una responsabilidad y una solidaridad. Tanto Ariztía, como Don Pollo y Sopraval pusieron sus instalaciones que se combinan de distinta forma. Sopraval faena los pavos de Ariztía y así ésta libera parte de su capacidad para faenar los pollos de Super Pollo".

-¿Quién llamó a quién?

"Ellos nos ofrecen plena disposición, por ejemplo, nos dicen que tienen un turno. Y no sólo nos ofrece gente de la industria, también que tiene frigoríficos".

-¿Gratis?

"Ahora el costo no importa. Lo primero es la actitud. Obviamente, vamos a pagar".

-En los supermercados se ha detectado desabastecimiento de pollo. ¿Cuándo se va a normalizar la situación?

"Los primeros días hubo falta de algunos productos porque en esa planta había procesos que sólo se hacían allí. Pero hay muchas cosas que se regularizaron de inmediato, como el pollo entero, trozado a granel. Pero el abastecimiento ya se ha normalizado. Nuestras sucursales están en todo Chile con la variedad de productos".

-¿Cuánto tiempo pasó entonces entre el incendio y esta normalización?

"No más de 10 días".

-¿Cuánto se dejó de producir por causa del incendio?

"Nada. No se puede porque los pollos están en los criaderos. A la gente le hemos pedido flexibilidad a cambio y ha hecho esfuerzos en moverse a otros lugares, modificar sus horarios, sus funciones. Hemos tenido respuesta de los sindicatos, las autoridades. Valió la pena tomar la decisión de que aquí no se va a ir nadie".

-¿Se han visto afectadas las exportaciones tras el siniestro?

"Tenemos oficinas afuera y éstas tenían stock. Los tiempos en el mercado de exportación nuestro son un poco más largos y nuestros clientes supieron con tiempo que probablemente vamos a tener una baja en la disponibilidad en algunos meses del próximo año. El mercado interno se va a mantener plenamente abastecido".

-¿Cuánto va a tardar la reconstrucción de la planta?

"Ya empezamos. Espero que terminemos en septiembre. Ya estamos haciendo algunas cosas".

"A tres semanas del incendio tenemos a un tercio de la dotación de la planta de San Vicente trabajando en salas que se acomodaron con estándar de calidad y, a partir del lunes, estamos haciendo trozados, deshuesados, envasados".

-¿Qué cubren los seguros?

"Está asegurada la infraestructura y no el lucro cesante. Esta actividad no puede tenerlo porque los pollos están atrás, hay que faenarlos y venderlos igual".

"Respecto de los seguros, quisiera ser súper prudente porque en este momento están trabajando los liquidadores, los expertos y no quisiera meterme en honduras. Hay que dejarlos trabajar".

"Lo normal es que esto tome alrededor de 60 días. En febrero deberíamos tener la claridad. Liberty es la compañía de seguros. Espero que a marzo o abril tengamos un tercio de la planta reconstruida y operando".

-¿Cuánto cuesta esta planta?

"Cuesta un poco más de US$ 100 millones. Pero aquí no se perdió todo. Hay muchas cosas utilizables: el sistema ambiental, de apoyo eléctrico, de casinos, comedores, todo el sistema de servicio está en perfectas condiciones".

-Pero, ¿en cuánto se calculan los daños?

"Prefiero no entrar a los números. No quiero interferir en lo que hacen los peritos".

-¿Con qué financiamiento reconstruyen la planta?

"Tenemos líneas abiertas con todos los bancos y niveles de endeudamiento muy bajos. Los bancos nos han mostrado toda su disponibilidad. También los proveedores de equipos. Algunos en Europa nos decían "mañana te mando el equipo por avión, no te preocupes de la carta de crédito".

-Aparte del seguro, ¿cuánto costará la relocalización de los trabajadores?

"Preferimos verla como una inversión, no tengo monto porque no es el objetivo saber el monto hoy día".

"Nos va a costar un poco más caro. No vamos a alterar las ventas generales que se van a mantener".

-¿Se verán afectados otros proyectos, como el de la Tercera Región?

"Para nada. Cada proyecto tiene su propia vida".

-¿Qué ventas proyectan para el próximo año?

"Esperamos que sean más o menos iguales a las de 2006, en torno a 2% de lo que fue este año".

"Las ventas totales de Agrosuper debieran crecer entre 7% y 8% en 2007. Este año van a ser entre US$ 1.250 millones y US$ 1.300 millones y el próximo entre US$ 1.350 millones y US$ 1.400 millones".

-Hay rumores de mercado acerca de la venta de la viña del holding, Ventisquero. ¿Son ciertos?

"Es un proyecto muy querido por Agrosuper y no se ha pensado en vender ni se piensa hacerlo".

Germán Maldonado, Daniela Santelices
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres