Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Tiene una causa? ¡Alquile un manifestante alemán!

¿Quiere organizar una manifestación pero no cuenta con seguidores? No hay razón para seguir luchando solo, en Alemania usted puede alquilar sus propios manifestantes por algo más de cien euros por día.

Desde opositores a la energía nuclear y los enemigos de música en los elevadores, hasta los amantes de perros que defienden el derecho de éstos a "descargar" en donde se les ocurra, los alemanes no tienen pelos en la lengua a la hora de defender sus demandas. Allí las protestas sociales son casi siempre una combinación de activismo, arte conceptual y un poco de carnaval callejero. Las manifestaciones callejeras suelen ser una oportunidad alegre para combinar su amor por el aire puro y su imperiosa necesidad de darle un sentido a sus vidas.

Sin embargo, no siempre es fácil encontrar apoyo masivo. El frío, la familia y la televisión suelen ser el obstáculo principal para que las manifestaciones registren un quórum digno. Surge así la pregunta de qué es lo que debe hacer un organizador ambicioso ante la embarazosa posibilidad de manifestarse a solas.

Los ingeniosos alemanes han descubierto un nuevo mercado: manifestantes para alquilar. "Aparentemente a las organizaciones y asociaciones les cuesta cada vez más trabajo movilizar a sus miembros", explica Hill Bonow, representante de erento.com.

A muchas personas y empresas les resulta poco agradable que se sepa que contratan a sus manifestantes. Bonow explica que no hay motivo de temor, pues es imposible diferenciar entre los manifestantes reales y los contratados. Actualmente la empresa cuenta con cerca de 300 manifestantes para ser alquilados a través de su página de Internet. Los precios individuales oscilan entre 100 y 145 euros por día. Los organizadores de las protestas deciden individualmente a quién contratan. La plataforma de Internet cobra 4.9 centavos de comisión por cada contratación.

Protestar con estilo

Alquilar a un manifestante posiblemente no sea barato, pero si los cerebros tras la manifestación escogen correctamente el tipo de cuerpo, el color de cabello y la moda apropiada de sus manifestantes, incluso podrían lograr que su causa aparezca en las portadas de las grandes revistas.

¿Qué pasa con aquellas pobres almas indecisas, que no cuentan con una causa pero que en el más profundo de su ser saben que sus vidas podrían ser infinitamente más plenas si pudieran organizar tan sólo una vez una manifestación?

El siguiente paso lógico será empezar a ofrecer causas para rentar. Usted podría acudir entonces a una página web, por ejemplo "rente su propia causa.com" o "adopte una causa.com" y elegir una lucha que responda a sus necesidades o su temperamento para después organizar su propio y personalizado equipo de manifestantes.

Si cuenta con la cobertura necesaria en su tarjeta de crédito podría incluso movilizar al mundo.

Fuente: Deutsche Welle
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres