Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Cómo un profesor rural convirtió su Fiat 600 en una empresa de US$ 200 millones

Marcelo Duarte, gerente de desarrollo, y a Enrique Bravo, dueño del holding, han dado un buen manejo a los negocios a pesar de la competencia de las grandes cadenas nacionales.

El viernes pasado se acaba de inaugurar el local 51 del holding Bravo. Esta cadena regional -presente desde la V hasta la X Región, Chile- aumentó en 30% sus ventas, llegando a facturar US$ 200 millones en 2006.

El fin de 2006 marcó otro hito en el sueño de Enrique Bravo, dueño de lo supermercados Bryc (retail) y Mayorista 10: facturó US$ 200 millones y construyó trece nuevos locales.

Hoy, el sacrificio de vender su Fiat 600 para emprender el negocio pasó a la historia, dando paso a una de las cadenas de supermercados más grande de regiones.

El viernes recién pasado se inauguró el Bryc número 37 en Sagrada Familia, a 13,5 kilómetros al suroeste de Curicó. De esta manera, Empresas Bravo pasó a tener 51 locales entre la Quinta y la Décima Región, sabiendo sobrevivir y crecer inluso cuando las grandes cadenas nacionales, como Líder y Jumbo, llegaron a invadirlos en su propio territorio.

En 2003, entre mayorista y retail, las Empresas Bravo tenían 25 supermercados, y el desafío era duplicarlos para 2008. Misión cumplida en tres años. Sólo en 2006 construyeron trece nuevas dependencias, y debido a este rápido crecimiento debieron reformular sus planes. Ahora, para diciembre de 2008 se proyectan con 70 locales.

Paralelamente, a principios de 2006 iniciaron un proceso de reestructuración para separar la división Bryc y Mayorista 10, con políticas y planes de crecimiento independientes. Esto permitió fortalecer el desarrollo de la cadena mayorista, que estaba postergado desde hace veinte años.

Desde 1985 sólo existieron tres Mayorista 10 (concepto que inventó Enrique, donde todos los productos se empaquetan y venden por diez), razón por la cual -a partir de febrero del año pasado- tuvieron un crecimiento acelerado con siete nuevas dependencias, dos de ellas en Santiago. "Este año esperamos continuar con el posicionamiento y construir seis más", explica Marcelo Duarte, gerente de desarrollo de Empresas Bravo.

Mientras que los Bryc, que representan el 70% de los ingresos de Empresas Bravo, como tienen un formato más flexible, es más fácil llevarlos a ciudades con poca población, por esta razón tienen en mira diversas zonas del país.

En Empresas Bravo trabajan 2.500 funcionarios. Como holding, además tienen otros negocios que giran alrededor de los supermercados, como es el caso de la constructora Alerce, la sociedad agrícola y ganadera Barros Negros o la inmobiliaria Araucaria, entre otros.

Como una manera de enfrentar la amenaza de la expansión de las cadenas nacionales a regiones, Enrique Bravo cuenta que empezaron a hacer las cosas más rápido y a desarrollar negocios: "la dificultad que tienen las cadenas cuando llegan a regiones, es que existen verdaderos caciques que han defendido muy bien las empresas familiares".

Por eso, en 1989 se agruparon ocho empresas familiares de regiones (VI - X) y formaron una alianza que se llama "Cadesur" (Cadena de Supermercados del Sur). De esta manera, tienen la tercera participación de mercado, después de D&S y Cencosud. Esta alianza sólo se junta para las cosas que les convienen, como la fabricación de marcas propias (Primeros) e importaciones de productos.

La unión hace la fuerza

Los supermercados que participan en Cadesur son 112, de los cuales el 46% corresponden a Empresas Bravo. Esta alianza les ha dado la fuerza para competir sólidamente frente a los gigantes de la industria. "Cadesur es una fuerza que nos ha potenciado y nos permite un poder de compra cuando no somos capaces de alcanzarlo por sí solo", argumenta Enrique.

Es así como en regiones siguen liderando; por ejemplo, en Curicó representan el 45% del mercado. Mientras que la marca "Primeros" y la fábrica de bebidas (Embosur) les ha permitido seguir innovando.

Empresas Bravo también es dueña de "Maspan Alimentos", una fábrica de panes y masas que comercializan a través de sus supermercados con la marca Rauquén. El porcentaje de venta de las marcas propias todavía no está muy desarrollada: es alrededor de 3%.

Más allá de los negocios

"Lo que más me satisface es lo que hoy se llama responsabilidad social empresarial, pero que yo vengo practicando desde el primer dia, quizás por mi deformación profesional de profesor", cuenta Enrique.

Hugo Rey, vocero de la Municipalidad de Curicó, dice que Empresas Bravo está colaborando permanentemente en las actividades de la ciudad: "Apoyan muchas actividades culturales y también tienen iniciativas propias".

Pero, por sobre todo, lo que más enorgullece a Bravo es la Corporación Maule Activa, que desde 2000 trabaja por acortar la brecha digital y el desarrollo de la capacidad emprendedora en la región del Maule. Ha creado importantes acuerdos de cooperación con socios de Bruselas, Finlandia, Sao Paulo y Quito, destacando el acuerdo marco con Barcelona Activa.

Hoy, Enrique Bravo, ve colmado el sueño que empezó hace 33 años con un pequeño capital y el dinero ahorrado de sus cinco años de profesor, dio frutos fuera del aula de clases.

Del aula de clases a la cadena de supermercados

Enrique Bravo, titulado de la Escuela Normal de Curicó en 1965, trabajó como profesor rural durante cinco años. Después se hizo cargo de la Central de Compras de la Asociación de Comercio Minorista de Curicó, donde adquirió los conocimientos necesarios del rubro. Su capital fue un Fiat 600, y el 16 de octubre de 1973 inició su negocio: distribuidora de abarrotes Bravo, la que todavía existe y sirve de centro de reparto para sus supermercados. Así, empezó contratando un empleado de medio tiempo, y él mismo salía a repartir la mercadería en un camión arrendado.

En 1981 creó Mayorista 10, como una necesidad ante la poca capacidad de compra del pequeño comerciante. Cuatro años después, y bajo el mismo concepto de bodega económica, nace Bryc.

Su padre era un pequeño almacenero de barrio y agricultor, porque con una familia de siete hijas debía ingeniárselas para poder mantenerlas. Enrique es el mayor y único hombre. En un comienzo sus hermanas, la mayoría profesoras, trabajaron con él, pero con la profesionalización del negocio, hoy tiene siete gerentes de diferentes áreas. Uno de ellos es su cuñado Marcelo Duarte, gerente de desarrollo y su mano derecha.

Paula Díaz Aravena
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres