Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Tenis con ruedas y zuecos plásticos, moda millonaria

Zapatos poco convencionales que venden mucho y son un éxito en Wall Street. Los tenis con ruedas incorporadas, llamados Heelys, y los zuecos de plástico y con huecos (los Crocs), hacen furor en Estados Unidos, tanto que en unos meses se alzaron con mil millones de dólares en la Bolsa de Nueva York.

El éxito de los Heelys, lanzados en el 2000, realmente estalló estos últimos meses: las aceras de las grandes ciudades estadounidenses se poblaron de niños con ruedas, que se deslizan sobre el cemento con zapatos que parecen normales, pero distan mucho de serlo.

Los Heelys nacieron cuando el inventor aficionado Roger Adams colocó un día de 1998 una rueda en el talón de un viejo par de zapatillas deportivas. No tardó en registrar más de 77 patentes en 25 países. En el 2000 creó la empresa con un fondo de inversión de Texas y organizó la producción en Asia, convenciendo poco a poco a los distribuidores.

En los primeros nueve meses del 2006 se vendieron cerca de 4 millones de pares, tres veces más que en el 2005. El volumen de negocios se cuadruplicó a 117 millones de dólares, para un beneficio de 18 millones.

Heelys comenzó a cotizar en la Bolsa el 8 de diciembre: la acción, propuesta a 21 dólares, vale actualmente cerca de 37, llevando el valor de la empresa a unos mil millones de dólares.

Según la empresa bursátil Bears Stern, Heelys venderá en el 2007 unos 8 millones de pares, 15 por ciento en el ámbito internacional.

Aún así, la seguridad sigue siendo su talón de Aquiles: hubo niños heridos, hubo prohibiciones de uso en algunas zonas céntricas, y la asociación mundial contra los juguetes que causan daño catalogó el invento como uno de los 10 peores juguetes del año.

Otro zapato fuera de lo común corre la misma suerte. Son los Crocs, zuecos en resina multicolor con pequeños agujeros y de colores fluorescentes, que obtuvieron en la Bolsa más de mil millones de dólares.

Los Crocs también fueron creados por tres inventores aficionados que durante sus vacaciones quedaron encantados con unos zuecos con agujeros comprados en Canadá y decidieron ponerlos en el mercado.

Financiados por conocidos, comenzaron a vender estos zuecos muy poco elegantes pero cómodos, que no genera olores ni bacterias, a deportistas náuticos y a quienes trabajan de pie. Pero para su propia sorpresa, los Crocs se convirtieron en un accesorio de moda.

Lanzada a fines del 2002, su empresa compró la fábrica canadiense de zuecos en el 2004, así como su patente de resina, y amplió la producción a México, China, Italia y Rumania.
Apenas despegaron las ventas, decidieron ingresar a la Bolsa en febrero del 2006, cotizando a 21 dólares. Hoy la acción vale 54 dólares y el grupo 2.100 millones.

AFP - Nueva York
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres