Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Mansiones voladoras

Magnates invierten en jumbos con jacuzzi y salas de juntas.UN CLIENTE de alto nivel ya se apuntó para comprar el avión de pasajeros más grande de la historia.

El comprador del Medio Oriente firmó una carta de intención con Airbus para adquirir a uno de sus nuevos A380 —el mayor avión de pasajeros del mundo—, que normalmente cuesta cerca de US$300 millones, afirma John Leahy, director comercial del fabricante europeo de aviones.

Las versiones tradicionales del avión se pueden adaptar para 853 pasajeros en dos pisos. Pero este comprador, al que Airbus no identificó, gastará US$100 millones adicionales para convertir la aeronave en un medio de transporte mucho más exclusivo, al que Airbus llama el Palacio Volador.

Los multimillonarios están elevando los estándares de los viajes privados a gran altura. Ahora que tantos presidentes ejecutivos se transportan en sus propios aviones, unos cuantos magnates han comprado aeronaves tipo jumbo que adaptan como si fueran mansiones móviles.

Boeing, por su parte, dice que en los últimos dos años ha recibido órdenes para 11 aviones de fuselaje ancho, los cuales usualmente tienen dos corredores, para el uso de clientes exclusivos.

El precio de su nuevo modelo 787 Dreamliner, sin incluir el interior, es de unos US$150 millones.

El Airbus 380 será remodelado por el diseñador de interiores para aeronaves Edése Doret Jr., quien identifica su cliente como un jefe de Estado. Aunque el avión no ha sido construido aún —Airbus lleva un atraso de hasta dos años en los pedidos de A380— Doret dice que su diseño incluye dos áreas para comidas, una alcoba principal de más de 55 metros cuadrados y un salón de juegos.

El diseñador también incluirá una sala de estar decorada con cortinas gigantes que simularán las tiendas en el desierto de Arabia y un mosaico de fibra óptica que mostrará diferentes paisajes del desierto. Doret dice que agregará un jacuzzi, que cree será el primero en el aire. La aeronave también tendrá un sistema de defensa contra misiles, algo que no está autorizado para la aviación civil. Doret espera que la adaptación del A380 cueste entre US$100 y US$150 millones.

Estas nuevas mansiones voladoras son tanto o más costosas que los yates más grandes del mundo (que se venden en hasta US$300 millones) y son, de lejos, más caras que las propiedades en tierra (que llegan a US$150 millones).

Boeing dice que la mayoría de los compradores privados de los nuevos aviones es del Medio Oriente, pero los estadounidenses, europeos y asiáticos han empezado a ordenar los suyos. La compañía dice que siete de sus pedidos privados son para modelos Dreamliner y otros cuatro para el 747-8, la actualización
de su avión jumbo.

Las empresas que adaptan las aeronaves se están preparando para un crecimiento de este negocio. La compañía suiza Jet Aviation Management AG completó hace poco un Airbus 320- 200 (que normalmente es para 150 pasajeros) para Saad Group, un conglomerado saudita que tiene negocios bancarios, de construcción y desarrollo inmobiliario. Jet Aviation afirma que el avión fue adaptado con dos habitaciones con baños privados, un área de conferencias y de comidas, entre otras amenidades.

Pero quizás el mayor problema para estos jumbos privados es que son muy grandes para los aeropuertos más exclusivos del mundo, como el de Niza en Francia y el de Aspen en Estados Unidos. En muchos casos, sus pistas son muy cortas o carecen del equipo en tierra para manejarlos. Cuando se le preguntó a Leahy si un A380 podría aterrizar en Aspen, respondió: “Sólo una vez”

POR ROBERT FRANK Y DANIEL MICHAELS - THE WALL STREET JOURNAL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres