Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Guerra entre millonarios

Es una batalla de superlativos. Una batalla de arte y política que enfrenta a una de las familias más ricas de Europa con una de las dinastías más adineradas de Estados Unidos. Una batalla por la posibilidad de utilizar a los arquitectos más famosos del mundo para que transformen el sitio más prestigioso en la ciudad más bella de Europa en uno de los museos de arte contemporáneo de más alto perfil del continente.

Y es una batalla que ganará, a menos que haya un cambio de último momento, el magnate francés Francois Pinault, cuyo imperio comercial incluye a Christie's, Gucci e Yves St Laurent.

La Comisión de Patrimonio de Venecia anunció que el plan de la Fundación Guggenheim ha sido dejado de lado y que el proyecto de Pinault de 33 millones de dólares para restaurar la Aduana del siglo XVII en la boca del Gran Canal de Venecia y colgar de sus paredes cientos de obras de arte modernas hoy es el único que compite. Los términos finales del acuerdo se están negociando. "Los franceses le ganaron a los norteamericanos", dijo un analista cercano a la Comisión de Patrimonio. "Lo clásico triunfó sobre lo moderno, el Viejo Continente sobre el Nuevo Mundo".

La Aduana , una de las vistas más conocidas de Venecia, ha estado vacía durante 30 años. Tiene pinturas de Canaletto, Guardi y Turner. Con el triunfo de Pinault, será el arquitecto japonés Tadao Ando quien convertirá el edificio en una exhibición rotativa de la colección personal del empresario francés de más de 2.500 obras de arte.

La Fundación Guggenheim , que ya opera un museo en la ciudad, quería que Zaha Hadid, la arquitecta británico-iraquí, creara un "centro de arte contemporáneo" menos tradicional. "Confiábamos en que la ciudad compartiría nuestro punto de vista de un museo dinámico, pero nos equivocamos", dijo Philip Rylands, director de la Colección Peggy Guggenheim en Venecia.

Pinault ha estado buscando un sitio para establecer un museo desde que no pudo obtener un rápido permiso de planificación para un proyecto en una isla en el medio del Sena en París. Un panel de cinco miembros de la Ciudad de Venecia evaluó las dos ofertas, pero tuvo problemas a la hora de decidir entre ellas y hasta sugirió, en una etapa, que Guggenheim y Pinault trabajaran juntos. Sin embargo, la Comisión aparentemente no se sintió impresionada por el respaldo que la autoridad regional del Veneto, dirigida por la coalición de centroderecha del ex presidente italiano Silvio Berlusconi, le diera al proyecto del Guggenheim. El alcalde de Venecia es un hombre de izquierda.

"Todo ha sido muy cordial en la superficie, pero por detrás fue una batalla cruenta, donde estuvo involucrada la política, el dinero, el arte y los egos", dijo un periodista local. "Por momentos, ha sido como una pésima ópera".

Esta semana, habrá más celebraciones en las oficinas centrales de Pinault en París. El empresario de 70 años, el quinto hombre más rico de Francia, también fue nominado a la Legión de Honor por su íntimo amigo y presidente saliente Jacques Chirac.

Otra razón para festejar es el casamiento entre Francois-Henri Pinault -44 años, divorciado y con dos hijos- y la actriz mexicana Salma Hayek, que está embarazada. En Venecia, los fieles a Pinault están organizando sus propias celebraciones. Jean-Jacques Aillagon, el ex ministro de Cultura de Francia que dirige el museo que Pinault ya tiene en la ciudad italiana, dijo que él y su jefe "estaban felices por esta victoria ítalo-francesa y honrados de que Venecia les hubiera ofrecido semejante muestra de su confianza cívica".

Se espera que el nuevo museo abra sus puertas a tiempo, si no para la boda de Pinault Jr., para la Bienal de Venecia de 2009.

Por Jason Burke, The Observer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres