Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

La poesía y el fortalecimiento del liderazgo

David Whyte ha impulsado a altos ejecutivos a relacionarse a través de un instrumento inusual: la poesía.

Pregunta: ¿Cómo se puede unir el negocio y la poesía?

Respuesta: En 1986 me inicié como poeta profesional. Un día un caballero me dijo, "Quiero contratarlo". Y le respondí, "¿Para qué?" El señaló, "el lenguaje del mundo corporativo es muy pequeño para el territorio de relaciones y colaboraciones en el que estamos".

Ese es un reto para un poeta, ya que su tarea consiste en crear un lenguaje lo bastante grande para representar tanto el mundo que habita como el siguiente, el mundo más grande que nos aguarda.

Al principio, temía que mi obra poética quedaría comprometida, per descubrí que los ejecutivos solo me impulsaron a elaborar los temas que había comenzado a explorar. La buena poesía puede abrir zonas de la vida cotidiana en empresas que son inmunes a la jerga que creamos para describirla. Los ejecutivos están hambrientos de obtener más lenguaje.

P: ¿Cómo ayuda la poesía a formar mejores líderes?

R: A través de la comprensión que proporciona. Un poema abarca nociones más importantes que si una organización tiene éxito o no. Sin embargo, puede arrojar una brillante luz en el sombrío y minúsculo mundo del lugar de trabajo.

Basta analizar la frase de Wordsworth "No hago promesas, pero las promesas me han sido formuladas". Alude al fenómeno de que sin importar el proyecto o plan, siempre existirá una profunda dinámica que descubrirá dentro suyo. Se trata de una promesa superior a su concepción original que en efecto lo obliga a enunciar una promesa y lo invita a encontrar un tipo diferente de coraje que el ensayado al principio.

La poesía es una manera de ingresar en la fenomenología de la conversación, esto es, lo que ocurre cuando se intenta tener una reunión con algo que no es usted. Puede tratarse de una reunión con clientes o colegas. También puede ser una conversación consigo mismo acerca de su vocación.

A través de la historia, los buenos poetas han analizado cada etapa del proceso de confrontación creadora. Dante es brillante haciendo perder el sentido de dirección pero hallar algo más precioso en la oscuridad: dijo, "En medio del camino de la vida, perdido me encontré en selva oscura".

P: ¿Qué convierte a una plática en verdadera?

R: Una conversación verdadera es aquella que contribuye a entender el mundo que nos rodea. Puede lidiar con cuestiones universales o tratarse de la asombrosa falta de respeto que muestra su equipo hacia usted, o por qué una división en su empresa se niega a enfilar en una dirección que previamente había acordado.

A nivel ejecutivo y de gerencia, la tarea es casi siempre una forma de conversación, de una u otra manera. Y sin embargo, prácticamente no dedicamos tiempo a aprender la disciplina necesaria para mantener conversaciones verdaderas. Y eso se debe en parte a que involucra una gran cantidad de autoconocimiento y la disposición a estudiar cómo los seres humanos intentan pertenecer a algo.

Mi tarea consiste en conseguir que los ejecutivos pregunten, en muchas áreas de sus vidas, personales y profesionales: "¿Cual es la conversación valiente que no estoy teniendo pero que necesito mantener a fin de dar el próximo paso?"

Lisa Burrel, HBR
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres