Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Visita usted sitios de sexo en Internet?

Imaginemos que esta fuera la pregunta de la encuesta del día. Respuestas posibles:

1• Si, frecuentemente (6 hs. o mas por semana).

2• Si, esporádicamente (menos de 6 hs. por semana).

3• Nunca.

¿Cuánto dinero mueve hoy el negocio del sexo? Es difícil saberlo con exactitud. Buena parte de la actividad se realiza en las sombras y escapa a las estadísticas oficiales. Una investigación de TopTenReviews arroja las siguientes cifras. La facturación global asciende a 57 mil millones de dólares anuales, la mayor parte en videos para adultos (20 mil millones), prostitución (11 mil millones), revistas (7.500 millones) y cabaret (5 mil millones).

Sin embargo, el fenómeno no es más que la continuación de un negocio tan viejo como el hombre.

La prostitución, actividad perfectamente reglamentada en algunas sociedades de nuestra época y penadas hasta con la muerte en otras, ya era común en el Israel de la antigüedad (aunque estuviera castigada por la ley mosaica). En la Grecia del siglo V antes de Cristo, los servicios de una prostituta promedio costaban alrededor de un óbolo, el equivalente al salario diario de un trabajador.

San Agustín de Hipona, uno de los padres de la Iglesia Católica, en la Alta Edad Media dijo: "Apartad a las prostitutas de la vida humana y llenaréis el mundo de lujuria". Las "zonas rojas" tampoco son una gran innovación. Muchas ciudades medievales establecían espacios especiales para la oferta pública de sexo.

Es cierto, es un negocio que peina canas. Sin embargo, sólo durante el siglo XX, los avances tecnológicos le han otorgado un carácter verdaderamente masivo. En la década del '20, los videos pornográficos eran entretenimiento habitual en los cabarets. En los '70, el aligeramiento de restricciones legales en los Estados Unidos generó un boom de sex shops y cines XXX. En los '80, la masificación de las videocaseteras dio un nuevo impulso al negocio del video porno.

En este marco, la irrupción de Internet revolucionó el negocio de la pornografía. Los usuarios ya no necesitan pedir avergonzados un video XXX a la chica del videoclub. Ahora, cualquiera puede bajar lo que necesita directamente de la web sin miradas indiscretas. Se estima que existen unos 4,2 millones de websites pornográficos (el 12% del total) y que el 25% de las consultas en los buscadores están relacionadas con el sexo.

La prostitución sintió el impacto de la tecnología. El famoso rubro 59 tiene cada vez menos lectores. Y las zonas rojas también perdieron parte de su atractivo en estos tiempos posmodernos donde puede entrarse a un website que ofrece prostitutas à la carte.

En el artículo Fantasías online vs. encuentros de verdad, la periodista Lucía Bertotto nos pinta el cuadro: ingresando la palabra "sexo" en Google, obtenemos más de 70 millones de sitios (tal vez, si usted hace la prueba, el resultado sea mucho mayor, la cantidad crece día a día). "Sex shop" nos devuelve casi 100 millones de páginas. "Márquese", un portal español de contenido adulto, recibe unas 250.000 visitas por día. Ahora, el último grito de la moda es el cibersexo, o sexo vía chat.

Llegados a este punto, que mejor cierre que explorar la concepción materialista de la historia. Marx y aquel marco conceptual, nos darían una buena pista de lo que puede estar pasando en nuestros días.

Sin embargo, la TENTACION de especular sobre el resultado de la encuesta propuesta en el título de arriba es más fuerte:

Imagino que la respuesta mayoritaria sería la 3 .

¿Es esa respuesta consistente con las cifras reveladas más arriba?

Definitivamente NO.

¿Entonces?

Sigo especulando: Hay algunas cuestiones que avergüenzan.

Manuel Sbdar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres