Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Un portafolio de negocios en el agro

Claudio Carretero participa de la producción de 45.000 ton. de granos y 3.000 cabezas de ganado y da servicios en 60 mil has. La sociedad de la información en el agro llegó para quedarse. Redes, contratos, servicios, inversores y fideicomisos son palabras cada vez más frecuentes en el negocio agropecuario. Y Claudio Carretero — un joven ingeniero agrónomo de Bolívar — hizo eco a esta nueva cultura que comienza a construirse en el campo.

Con un portafolio de negocios de lo más variado, participa directa o indirectamente de la producción de 11.000 hectáreas — 45000 ton de granos y 3000 cabezas— y presta servicios a más de 60.000 hectáreas. Todo atravesado por una telaraña de contratos, caracterizados por incluir el máximo conocimiento, y estar basado en la construcción de confianza.

Todo comenzó hace más de 15 años, cuando de estudiante "con los primeros ahorros empecé a invertir en vacas", disparó Claudio. Continuó con su primer trabajo como profesional en una empresa de venta de servicios e insumos — sin dejar el emprendimiento personal— y tomó vuelo hace 4 años, "cuando me independicé y comencé a crecer en base a contratos y sociedades", enfatizó entusiasmado.

Es más, desde hace varios años Claudio es miembro de la Regional Bolívar de AAPRESID, la cual organizará dentro de unos días una jornada en el campo de Carretero (Ver A campo).

El tener un abanico de negocios le permite diversificar riesgos, "y a la vez potenciar un negocio con otro, ya que tienen un hilo conductor común", dijo Carretero, en alusión a que sus negocios están enfocados a la producción eficiente y sustentable.

Como debilidad, muchas veces es difícil medir la eficiencia y rentabilidad persé de cada unidad. Por ello, Carretero lo definió como su próximo desafío de gestión: "Quiero comenzar a medir la eficiencia de cada negocio en sí mismo, detectando si alguno esta subsidiado por otro y no es rentable ni estratégico", agregó.

Hoy Totalagro — así se denomina su portafolio — coordina y participa de cinco emprendimientos productivos que van desde la producción ganadera de cría, invernada y feedlot (en campos propios y alquilados) hasta la agricultura en arrendamiento en propiedad, o bajo la figura de un fideicomiso. Todo, sin olvidar los servicios de pulverización y siembra, de acopio de granos en planta alquilada, y venta de insumos.

El negocio ganadero

En ganadería, Carretero administra un campo de 460 hectáreas perteneciente a la familia de su esposa. Se trata de un establecimiento ubicado en Azul, Buenos Aires, dedicado tradicionalmente a la cría vacuna.

"Históricamente eran campos — como muchos en la zona — donde la ganadería era sólo pastoril, de baja productividad, pero de rentabilidad segura", enfatizó.

Sin embargo, de la mano de la incorporación de conocimientos y tecnologías "pasamos a tener un negocio mucho más rentable — que llegó a competirle a la agricultura antes del cambio de escenario — aunque con un nivel de inversión y riesgo empresario mayor", remarcó Carretero.

En pocos años pasaron de niveles de carga de 0,5 EV/ha a más de 1,5, siendo su próximo paso llegar a 2 en un año. Es más, "no tengo claro cual es el techo, ya que bien manejados estos campos alcanzan producciones impensadas años atrás".

Todo se logró gracias a herramientas tecnológicas como el rejuvenecimiento de pasturas naturales, la siembra de nuevas especies forrajeras (alfalfa), una adecuada estrategia de fertilización, y la inclusión de maíz en la cadena forrajera. (ver Una mejora...).

La otra faceta de la ganadería, es la invernada en campos arrendados, actividad que con buena gestión agronómica y comercial "puede ser, en la zona, tan competitiva como la agricultura", afirmó Carretero.

Sobre 850 hectáreas tiene 1580 cabezas, que producen entre 600 y 700 kg/ha de carne. Todo complementado con feedlot con capacidad para 4000 cabezas, "que en el contexto actual de precios internos de la carne no es negocio, y lo cerramos", enfatizó.

En agricultura

Actualmente, combinando tres de sus negocios, tiene en producción 11.200 hectáreas, Todas ellas bajo arrendamientos de mediano plazo, y en en algunas de ellas, con un propietario de la tierra que es parte del negocio.

Bajo esta lógica "podemos hacer rotaciones de cultivos y fertilizar adecuadamente, sin temor a perder el campo". ¿La clave?: la construcción de confianza.

Como premisa básica, los campos son zonificados según la aptitud de cada sector. En la parte agrícola, la rotación "de batalla" es trigo/soja de segunda — maíz — soja de primera. "Aunque en algunos zonas introducimos girasol y sorgo como alternativas estivales. En tanto que colza y arveja "son cultivos que también estamos evaluando", agregó.

Respecto a la fertilización, en los planteos de largo plazo apuntan a reponer fósforo, nitrógeno y azufre. "Con un propietario ya estamos hablando de fertilizar con micronutrientes", destacó.

Ahora, el próximo desafío en agricultura pasa por el manejo de la heterogeneidad, y por ello "estuvimos en Rosario durante la última semana, participando del Congreso que SEMA organizó".

Es por todo esto que Carretero es otro ejemplo del nuevo emprendedor, aquel que interpreta que el agro transita hoy por la sociedad de la información, y que hace de la innovación tecnológica y organizacional la clave de su negocio.

Santiago Lorenzatti.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres