Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Estrés, ¿plaga de la globalización?

El estrés no solamente favorece el surgimiento de enfermedades. También impide que se desarrolle la creatividad y es un obstáculo para la resolución pacífica de conflictos.

Es casi imposible encontrar fórmulas para prevenir las enfermedades que tienen su origen en la condición anímica de las personas. Muchas son, en cambio, las causas conocidas para este tipo de padecimientos.

Desempleo, detonador de enfermedades

La Clínica de la Universidad de Ulm, por ejemplo, demostró que el desempleo produce condiciones propicias para el surgimiento de enfermedades. Lo mismo puede decirse del exceso de información al cual se ven sometidos muchos seres humanos. No todos son capaces de soportar el frenético "ruido" de tantos estímulos; a través de éstos, puede perderse el dominio sobre la propia vida.

Un estudio realizado en artistas arrojó claras respuestas. El profesor Rainer Matthias Holm-Hadulla, especialista en psiquiatría, psicoterapia y psicoanálisis en la Universidad de Heidelberg, afirma que "cuando los poetas tienen estructuras mentales claras, y algunos incluso alcanzan el éxito, obtienen dinero y otras condiciones que las garantizan el cuidado contra enfermedades de la mente."

Contra el estrés, claridad mental

Estructuras claras, y reconocimiento. De ambas cosas se obtiene menos, en la medida que durante el trabajo tenemos que desempeñarnos más rápidamente y menos tiempo tenemos para los amigos y la familia. Este tipo de persona percibe que el mundo es un lugar desconcertante, pues carece de espacio para ordenar sus impresiones.

Durante el auge de los países conocidos como "tigres asiáticos", muchas personas se trasladaron de las comunidades agrarias a la moderna sociedad industrial, con tradiciones y creencias que correspondían más al mundo occidental. La consecuencia fue un incremento pronunciado de las enfermedades mentales.

¿Plaga de la globalización?

Los procesos de globalización traen consigo grandes cambios en las condiciones de vida y de trabajo. Otros fenómenos como el cambio climático y el find e la era del petróleo también son amenazantes. Los tipos de energía más costosos modifican los flujos del comercio internacional, pues resulta incosteable enviar cargamentos a través de rutas demasiado largas.

Desde tiempos antigüos, los egipcios sabían que el estrés es perjudicial para la salud. Hoy, científicos alemanes señalan que quienes padecen estrés son menos receptivos y, para colmo, la angustia resultante es un freno para la creatividad. Aseguran que, por ello, el estrés inhabilita a las personas para resolver conflictos de manera pacífica y elegante. Desde este punto de vista, las consecuencias del estrés global pueden ser desastrosas para los próximos decenios.

Karl Josef Kutzbach, Deutsche Welle
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres