Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿Pueden seis varones blancos, treintañeros y cristianos tener una idea original?

Muchos elogian los equipos diversos por su mayor creatividad. Pero pocos los implementan para evitar conflictos.

Los gerentes de Recursos Humanos saben que la diversidad en los grupos de trabajo es fuente de importantes beneficios: apertura mental, creatividad, mejor comprensión de los consumidores y mejor aprovechamiento del talento.

Entonces, ¿por qué siguen formando equipos homogéneos con miembros que parecen fabricados en serie?

Según el artículo Diverse Backgrounds and Personalities Can Strengthen Groups de la Stanford Graduate School of Business, muchos siguen guiándose por prejuicios carentes de fundamento.

1) Capacidad de generar ideas innovadoras

Un equipo de trabajo de seis hombres de la misma edad, mismo origen étnico, misma formación y religión suele ser increíblemente aburrido y poco creativo (aunque no necesariamente sea así). Personas similares y visiones del mundo parecidas desembocan en ideas poco originales.

La mayoría de expertos en Recursos Humanos coinciden en que los grupos con visibles diferencias entre sus miembros son más innovadores. La variedad de géneros, edades, orígenes étnicos y religiones garantiza un ambiente de apertura mental y diferentes perspectivas del mundo, un clima propicio para el surgimiento de ideas originales. Entonces, ¿por qué los grupos demográficamente diversos siguen siendo raros en las empresas?

2) Capacidad de manejo de conflictos

En general, reina la percepción de que los grupos con diferencias ostensibles entre sus miembros son más propensos a los conflictos. Entonces, lo que ganan en apertura mental, lo pierden en conflictividad.

Sin embargo, advierte el artículo de Stanford, nuevas investigaciones están refutando esta creencia arraigada entre gerentes de Recursos Humanos. La diversidad demográfica también puede ser beneficiosa para el manejo de conflictos.

En efecto, en grupos visiblemente heterogéneos, los integrantes esperan posibles tensiones y se predisponen a enfrentarlas.

Por el contrario, los tradicionales equipos homogéneos carecen de esta ventaja. Solemos creer que las personas que lucen como nosotros piensan como nosotros. Entonces, el surgimiento de tensiones toma desprevenidos a los managers y limita su capacidad de respuesta.

En definitiva, ¿qué consejos pueden extraerse de las nuevas investigaciones sobre la diversidad en los equipos de trabajo?

Primero: es sano rotar periódicamente a los miembros de los grupos para mantener frescas las relaciones.

Segundo: no tema a los grupos visiblemente diversos.

De acuerdo con las nuevas investigaciones, cualquier tipo de diferencia ostensible (etnia, religión, género, etc) es un buen indicador de la diversidad de perspectivas sobre el mundo. Y, lo mejor de todo, estos grupos no son tan conflictivos como se creía.

MateriaBiz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres