Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Latinoamérica enfrenta nuevas elecciones presidenciales y desafíos durante 2007

Gobiernos electos el año pasado enfrentan retos en crecimiento económico, integración y liderazgo regional, además de problemas sociales como pobreza y delincuencia.

Después que doce de los veinte países de Latinoamérica registraran comicios presidenciales entre fines de 2005 y diciembre de 2006, este año sólo Argentina y Guatemala enfrentarán consultas para definir a su Ejecutivo, los que seguramente mostrarán inclinación hacia el eje más radical que ha surgido en la región.

Néstor Kirchner, actual presidente argentino, llegaría al 28 de octubre con una muy ventajosa posición para su reelección apoyado en una economía que crece a tasas cercanas a 9%, controles de precio para paliar la inflación, el control de ambas cámaras del Congreso, la oposición dividida y gran cantidad de recursos en las arcas del país, de los que tiene disponibilidad gracias a decretos de emergencia. Sus políticas poco ortodoxas, desafíos a contratos internacionales y postura nacionalista podrían reforzarse para captar más apoyo de sus electores. La primera dama, Cristina Fernández, se perfila como candidata segura del kirchnerismo, mientras que el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, y el empresario y político Mauricio Macri, también suenan como probables abanderados de la oposición.

Guatemala, en tanto, ya ve las primeras señales de pre campaña hacia las elecciones generales de noviembre, con el actual presidente Óscar Berger enfrentado oposición del parlamento, fragilidad institucional y el poco avance social de sus políticas de disciplina fiscal.

Nuevos retos

Después de trece meses de elecciones en la región con tres mandatarios reelectos (Venezuela, Colombia y Brasil), dos países que renovaron el oficialismo (Chile y México), y siete que ven una nueva coalición al mando (Honduras, Bolivia, Costa Rica, Haití, Perú, Nicaragua y Ecuador), los desafíos para la zona apuntan a consolidar el crecimiento económico, resolver conflictos de integración y liderazgo, y afrontar sus problemas sociales.

La economía de América Latina seguirá creciendo este año impulsada por la expansión mundial y el alto precio de las materias primas. Para Cepal, el crecimiento será de 4,7%, 0,6 puntos menos que en 2006, el quinto período consecutivo de expansión y el cuarto con una tasa superior a 4%. Pese a las alentadoras señales, la región seguirá siendo el mercado emergente con menor tasa de expansión promedio y poco progreso en el ámbito social.

Con las tasas de crecimiento actual, la pobreza y la indigencia sólo bajarán un punto en promedio, no mejorará la desigualdad y la mitad del trabajo seguirá siendo informal. El problema indigenista, combinado con el conflicto social y regional, aparece como un factor de desestabilización en países como Ecuador, Perú y Bolivia.

La seguridad pública se perfila como una de las demandas sociales más urgentes para 2007. Pandillas juveniles conocidas como “maras” en Centroamérica, el avance del narcotráfico en México, el control de las cárceles en Brasil por parte del crimen organizado y el crecimiento de la delincuencia en grandes capitales como Buenos Aires, Caracas y Sao Paulo, acentúan la magnitud del problema.

Maximiliano Valdés
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres