Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

El F-35 llega para adueñarse de los cielos

El F-35 se constituirá en la columna vertebral de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Tras una larga competencia entre los principales contratistas, entrará en funciones a partir de 2008.

El pasado 15 de diciembre de 2006, una nueva página en la historia de la aviación bélica se empezó a escribir.

Ese día, tras un corto taxeo por la pista de la base aérea Fort Worth, en Texas, una nueva generación de aviones de combate remontó el cielo.

Se trata del Joint Strike Fighter (Caza de Fuerza Conjunta), o JSF, un poderoso avión que no sólo cristaliza el esfuerzo de varios países, sino que además integra diversas tecnologías, con la intención de ofrecer un avión a menor costo y que no tenga rivales en el aire.

Dentro de sus características se puede mencionar que puede volar a casi dos veces la velocidad del sonido y que fue construido con tecnología "stealth" (invisible al radar). Y para maximizar esta ventaja, todas sus armas y tanques auxiliares de combustible están ubicados en compartimentos interiores.

Sin competencia

En 1996, el Departamento de Defensa inició el proyecto JSF, y se presentaron las dos principales compañías aeronáuticas de EE.UU.: Lockheed Martin y Boeing, cada una con un prototipo. Finalmente, en 2001, el X-35, de Lockheed Martin, se impuso sobre el X-32 de Boeing.

En su diseño y construcción han participado EE.UU., Gran Bretaña, Italia, Holanda, Canadá y Australia, entre otros.

"El JSF es un avión de combate multiservicio que será usado por el Cuerpo de Marines, la Armada y la Fuerza Aérea. Por supuesto, tendrá diferencias según el tipo de servicio que ofrezca, pero el núcleo del avión seguirá siendo el mismo", dice a este diario Christopher Preble, director de estudios de Política Exterior del Instituto Cato, en Washington.

El JSF, que el año pasado fue rebautizado como F-35 Lightning II, tendrá tres variantes.

El F-35A será destinado a la Fuerza Aérea de EE.UU., y reemplazará paulatinamente al F-16 y al A-10; este último, un avión diseñado para atacar blindados.

En el caso de la Marina, el F-35B hará lo mismo con los F/A-18. Y al interior del Cuerpo de Marines, reemplazará al accidentado AV-8 Harrier, en una variante con despegue vertical.

Gran Bretaña ya tiene presupuestado incorporar al JSF tanto a su Fuerza Aérea como a la Armada Real.

El costo dependerá del número de unidades que se fabriquen y del tipo de diseño, pero ya se habla de un costo que fluctúe entre los US$ 45 y US$ 60 millones por avión.

¿Y quiénes serán sus competidores? "Los rusos, los franceses y los suecos tienen muy buenos aviones. Otro ejemplo es el Eurofighter. Y está el Jian-10, de China", comenta John Pike, director del centro de estudios de Defensa Global Security.org.

"Pero si usted cree que la tecnología 'stealth' es importante, entonces el JSF no tiene competencia", asegura a este diario.

Casi diez años transcurrieron para que el prototipo X-35 se convirtiera en el F-35. Ahora que está listo para volar, sólo resta esperar a verlo en acción.

El F-35 tendría un costo que fluctuaría entre los US$ 45 y US$ 60 millones por avión. Gran Bretaña está interesada en adquirirlo.

Alberto Rojas Moscoso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres