Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Milton Friedman (1912-2006): muere un grande

A los 94 años, falleció uno de los economistas más reputados del mundo e impulsor del sistema de economía social de mercado. Sus postulados fueron recogidos por alumnos chilenos de Chicago, que en los años 70 los instauraron en el país.

Por gestiones de sus ex alumnos, Milton Friedman -de visita en Chile para dictar conferencias- llega a la sede de Gobierno y se entrevista con Augusto Pinochet. Rolf Lüders, quien lo acompaña, le pide cautela en las recomendaciones que haga. "Mira, Rolf, la forma de tener impacto es tomar posiciones que estén mucho más allá de lo que te gustaría para que la realidad sea lo que tú quieres", le contestó el líder de la Escuela de Chicago de Economía que un año después ganaría el Premio Nobel.

Ayer, el "padre" del pensamiento neoliberal más importante del siglo XX, e inspirador de la mayor transformación económica de Chile en las últimas décadas, falleció a los 94 años, por una complicación cardíaca, en su residencia en San Francisco, EE.UU.

"Yo creo que Pinochet no entendió nada, pero aceptó seguir con esto", dice Álvaro Bardón.

La visita fue un hito en la consolidación del modelo. "La economía social de mercado es la única medicina", dijo Friedman a "El Mercurio" al día siguiente.

Generación

En 1956 llegó la primera generación de chilenos a estudiar a Chicago. La mayor parte, economistas de la Universidad Católica, que aprovecharon un convenio suscrito entre ambas universidades, promovido por Julio Chaná.

El grupo quedó impresionado con Friedman y adhirió a sus postulados: más espacio de decisión a las personas y menos al Estado.

En los '70, Chile se transformó en el primer país en adoptar al pie de la letra los principios de Friedman. Ello, luego que los "Chicago Boys", liderados por Sergio de Castro, elaboraran El Ladrillo, documento con propuestas de liberalización de precios y apertura económica. "En 1974 Pinochet, en su improvisación, tomó El Ladrillo y le dio poder a De Castro, Jorge Cauas y a otros. ¿Cómo ocurrió todo? Es uno de los misterios más difíciles de explicar", cuenta Bardón.

Pocos años después, los postulados de Friedman convencieron a Ronald Reagan, a Margaret Thatcher y al resto del mundo.

Algo del modelo chileno no le gustó a Friedman, y a inicios de los '80 lo dijo durante una conferencia de prensa en Viña del Mar, recuerda hoy Lüders: "Quería expresar públicamente que la economía social de mercado debe estar acompañada de la democracia, pues es la única manera de que subsista en el largo plazo".

APORTE

TEORÍA de precios y la preeminencia de la libertad económica por sobre la intervención estatal propugnó Milton Friedman.

SUS ALUMNOS CHILENOS:

ERNESTO FONTAINE, economista de la Universidad Católica.

"Fue un brillante profesor porque nos hacía pensar mucho en clases. Era muy divertido, porque se sentaba en el escritorio y, como era bajito, le quedaban las patitas colgando y las movía y jugaba con ellas. La última vez que lo vi fue el año pasado, estaba fantástico, con una mente muy lúcida".

"También estaba más chiquitito... me dio pena no haberle sacado una foto caminando de la mano con su señora (Rose), porque eran muy pololos".

Ernesto Fontaine perteneció a la primera generación de chilenos que cursaron sus estudios con Milton Friedman en Estados Unidos.

ÁLVARO BARDÓN, ex presidente del Banco Central de Chile.

"Es uno de los economistas más influyentes del siglo pasado por su aporte a la economía liberal. Él decía que si uno quería estabilidad política, necesitaba antes una estabilidad económica y poco a poco todas sus ideas se pusieron de moda en el mundo. Cuando leí su libro sobre el capitalismo casi me caí de espaldas. ¿Cómo puede haber tanto reaccionario? Fue mi primera impresión. Después aprendí mucho en sus clases. Respecto de la cercanía con Chile, hay un mito en eso; yo creo que Friedman ni siquiera sabía dónde estaba Chile. Después supo, cuando vino en 1975 a hablar con Pinochet".

LUIS ARTURO FUENZALIDA, académico Universidad de las Américas.

"Los primeros chilenos en llegar a Chicago, en septiembre de 1956, fuimos Sergio de Castro, Carlos Massad, Pedro Jeftanovic, Ernesto Fontaine, Carlos Clavel y yo. Luego llegó Herta Castro. Friedman fue un gran profesor. Lo que hizo fue aplicar a la macro los fundamentos de la microeconomía, a través de su teoría de precios y la econometría. Las clases de Friedman eran tan ilustrativas que tomábamos dos cursos con él (...) Era un hombre extraordinariamente competente y muy solicitado ya en los '50 por todos, incluyendo el gobierno de Estados Unidos. Fue el profesor número uno de Chicago".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres