Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

El regalo obligado en USA: el Nitendo Wii

Desde el 6 de diciembre, cuando la cadena Wal-Mart comenzó a vender el último modelo de Nintendo, no ha parado de venderlo. La semana pasada, Wal-Mart Stores Inc. anunció que iba a empezar a vender la nueva consola de videojuegos de Nintendo Ltd., Wii, a partir del 6 de diciembre.

Steve Fortune y un grupo de amigos acamparon la noche anterior en un estacionamiento de Wal-Mart en Massachusetts. Para comer, pidieron una pizza, confundiendo al repartidor cuando dieron como dirección el “área de los carritos de compra” de Wal-Mart.

“No queríamos perder nuestro lugar en la cola porque sabemos que todo el mundo quiere una Wii”, explica Fortune, quien trabaja en un Wal-Mart de su ciudad. No todo el mundo ha tenido la suerte de Fortune y sus cuatro amigos, quienes consiguieron una consola Wii para cada uno.

La Wii, que en Estados Unidos cuesta unos US$250, parece ser el regalo obligado para esta Navidad. Filas interminables se forman frente a las tiendas minoristas horas antes de que la empiecen a vender, normalmente en tandas de no más de unas cuantas docenas. En realidad, la Wii ha resultado ser más popular y más difícil de conseguir que la PlayStation 3 de Sony Corp., una consola mucho más cara, más promocionada y que tiene una tecnología más compleja, con mejor gráfica y un reproductor de DVD de última generación incorporado. La máquina de Sony se ofrece en dos modelos, con un precio en EE.UU. de entre US$500 y US$600.

“La PS3 es tan escasa, que tal vez los consumidores han dejado de buscarla y han fijado su mira en la Wii”, opina John Taylor, analista de videojuegos de Arcadia Investments Inc. Taylor añade que las noticias sobre los problemas de producción de Sony y la confusión de los consumidores frente a la tecnología de la PS3 han llevado a los compradores a la máquina de Nintendo, que es más sencilla y barata.

A pesar de las quejas de algunos consumidores, Nintendo insiste en que no está manipulando la escasez de su consola en forma intencional. El fabricante asegura que sencillamente no puede fabricar la consola con la suficiente rapidez para satisfacer la demanda de los consumidores en EE.UU.

“La demanda, tal y como queda en evidencia por la reacción de los consumidores, ha sido mayor de lo que habíamos esperado”, dice George Harrison, subdirector de marketing y comunicaciones de la división estadounidense de Nintendo.

El ejecutivo agrega que Nintendo intenta ser ecuánime a la hora de distribuir los envíos de la Wii, pero se esfuerza en suministrar a los minoristas que promocionan el producto. “Tratamos de ser justos, pero no queremos dejar mal a las tiendas al dejarlas sin el producto”, afirma. Entre las minoristas que se han comprometido a promocionar la consola de Nintendo en EE.UU. están Wal-Mart, Target Corp. y Toys ‘R’ Us.

Los minoristas estadounidenses estiman que hasta el 25 de diciembre se venderán entre 1,4 millones y 1,5 millones de unidades de la Wii, prácticamente el doble de las ventas esperadas para la PS3. Según NPD Group, una firma de investigación de mercado con sede en Nueva York, Nintendo vendió 476.000 unidades de la Wii en EE.UU. en noviembre. Las ventas de la PS3 en el mismo período bordearon las 197.000 unidades.

Internet está abarrotada de los comentarios de consumidores que comparten sus estrategias para comprar la Wii. Un foro dedicado a la consola en Amazon.com vendió las máquinas que tenía en menos de un minuto. Han surgido los denominados buscadores de Wii, que ofrecen enviar alertas instantáneas por email en cuanto un minorista en línea ofrezca la consola.

Algunos minoristas en línea, entre ellos Walmart.com y GameStop.com, han exigido que quienes compren la consola de Nintendo adquieran un “paquete” de juegos, el cual puede elevar el costo total a casi US$700. De todos modos, las consolas y los paquetes de juegos se han agotado en cuestión de minutos.

Muchos analistas y expertos de la industria le dan crédito a Nintendo por haber realizado un mejor lanzamiento que Sony, entregando un sistema con pocas fallas técnicas y un sólido catálogo de juegos.

La máquina de Sony incluye un nuevo formato para DVD de alta definición, conocido como Blu-ray, lo que aumentó su precio y transformó a la PS3 en una de las consolas de videojuegos más caras de la historia.

A su vez, los expertos de la industria de los videojuegos creen que una de las razones detrás de la escasez de las máquinas de Nintendo en el mercado es la obsesión de la compañía por sus ganancias. Sony y Microsoft Corp., el fabricante de la Xbox 360, están dispuestos a perder dinero en las consolas, para después recuperarlo en la venta de juegos y accesorios.

Sin embargo, Nintendo es más cautelosa y no está dispuesta a perder mucho dinero en la consola. Sony, por ejemplo, decidió enviar la totalidad de sus consolas por aire, pero Nintendo envía la mitad de sus Wii por mar.

Por ahora, es demasiado pronto para saber si Nintendo podría traducir su éxito en el lanzamiento de la Wii en una ventaja más duradera sobre Sony.

POR JOSEPH PEREIRA Y NICK WINGFIELD - THE WALL STREET JOURNAL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres