Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Cuando los pantalones se incendian

Cambios explosivos traen, grandes oportunidades. También pueden producir peligros inesperados para firmas individuales, industrias o naciones.

El estudio titulado 'El significado de la explosión de los pantalones' de Richard Buckley, publicado en la revista especializada Agricultural History, es un buen ejemplo. James Watson, de la Universidad Massey de Nueva Zelanda, examina lo que ocurrió cuando Nueva Zelanda comenzó a importar y a usar productos químicos para la agricultura en la década del treinta. Los productos químicos funcionaron de manera inesperada.

Watson cita un periódico local: "Mientras los pantalones del señor Richard Buckley se estaban secando al fuego, estallaron con un fuerte ruido. A pesar de la fuerza de la explosión, tuvo el ánimo suficiente para tomar los pantalones y arrojarlos fuera de la casa, donde siguieron ardiendo".

Informes similares, dice Watson, vinieron de otras partes. "Un individuo quedó asombrado al ver que sus vestimentas en el tendedero estallaron".

El problema era el clorato de sodio, un herbicida que usaban los granjeros en gran cantidad. Ese producto es versátil y volátil. También puede ser usado como un explosivo. Los usuarios, tanto individuos como industrias, no sabían, no preguntaron o prestaron mucha atención a esta información vital.

En la actualidad, el clorato de sodio sigue siendo usado como herbicida, pero es mezclado con sustancias que retardan la acción del fuego.

El caso de los pantalones que explotaron ofrece una lección sobre los peligros de adoptar una nueva tecnología en una industria importante sin medir con cuidado sus riesgos.

Marc Abrahams, Harvard Business Review
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres