Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Argentina, a punto de ingresar en el Primer Mundo (según los inversores globales)

Por años, el capitalismo global fue acusado de perjudicar a las economías en desarrollo. Pero los inversores no creen que sea cierto. Incluso, presagian un pronto ingreso de la Argentina en el selecto club de los países avanzados...

¿Cómo impacta la globalización sobre los mercados emergentes? "Como una bomba atómica", responden los globalifóbicos, "las naciones en vías de desarrollo son las principales víctimas del capitalismo salvaje global".

Sin embargo, señala el artículo Are Emerging Markets Striking Back or Out? de Wharton Business School, los grandes inversores internacionales no creen en las lecturas pesimistas. De hecho, alegan, un 45 por ciento del producto mundial es generado por los países en vías de desarrollo.

En el siglo XIX, Estados Unidos fue el mercado emergente por excelencia. En el siglo XX, Japón. Ahora, China se perfila como el mercado emergente del siglo XXI. Los casos de India y Turquía también brindan buenos argumentos contra los globalifóbicos.

¿Cuál fue la clave de la sensacional expansión de estos países? Según muchos inversores, la difusión de instituciones capitalistas y la ampliación de oportunidades para la iniciativa privada.

Sin embargo, no todos los países en desarrollo son iguales. El mapa se divide en dos grupos:

1) Mercados que emergieron

En los últimos años, algunos países recibieron colosales flujos de capital e inversiones directas. Desde el punto de vista financiero (medido por el stock market capitalization) ya no puede considerarse a China, India, Brasil, Rusia, Corea, Taiwán y Sudáfrica como mercados emergentes.

Más allá de las particularidades de cada caso, todos comparten algunas características que los acercan a los mercados maduros: gobiernos favorables a la inversión privada, PBI superior los 500 mil millones de dólares y un mercado doméstico de deuda relativamente fuerte.

2) Mercados emergentes

Algo rezagados, algunos países en crecimiento que aún no han dado el salto pero que tienen buenas probabilidades de emerger en los próximos cinco o diez años. Este segundo grupo de 15 naciones incluye, entre otros, a Turquía, Tailandia, Polonia, Filipinas, Arabia Saudita, Egipto y Malasia. Y, la gran sorpresa: Argentina.

Para subirse definitivamente al tren del desarrollo, todavía les falta resolver sus escandalosas desigualdades de ingresos (aunque esto también se aplica para varias naciones del primer grupo), aumentar el grado de privatización de su economía y proseguir con el proceso de apertura y desregulación de los mercados. Los inversores globales aún creen en las recetas del famoso Consenso de Washington.

Así, señala el artículo de Wharton, el ascenso de China e India así como otros países en espectacular crecimiento está reconfigurando el panorama financiero mundial. El poder económico global cambia de manos. En este contexto, alegan los inversores, los mercados emergentes serán los primeros en beneficiarse.

MATERIABIZ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres