Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

¿El derrumbe del modelo Microsoft?

La verdadera trama del retiro de Bill Gates. Bill Gates recientemente anunció su retiro de Microsoft alegando que planea dedicar más tiempo a sus actividades filantrópicas. Mientras tanto, algunos creen que se vienen tiempos duros para su imperio.

"Linux o Windows" es un interrogante que ya peina canas en la galaxia IT biz. A esta altura, todas las grandes empresas han investigado cuál es el sistema operativo que mejor se adapta a sus necesidades.

Pero el debate todavía no está cerrado. En el artículo Microsoft vs. Open Source: Who Will Win?, dos profesores de Harvard Business School advierten que si bien han corrido ríos de tinta sobre la antinomia Linux-Windows, no abundan las investigaciones académicas serias sobre el quid de la cuestión: el futuro de la industria del software.

En realidad, señalan, el verdadero debate no es "Linux vs. Windows" sino "compañías tradicionales de software vs. modelo open source software". Los interrogantes: ¿cuál es el modelo de negocio tecnológico de la próxima generación? ¿Podrá el open source software arrebatar el mercado a los líderes actuales?

La principal característica del open source es también su mayor fortaleza: el usuario con conocimientos informáticos puede modificar el programa para perfeccionarlo y adaptarlo a sus necesidades. Luego, puede compartir sus mejoras con la aldea global de programadores para que otros realicen sus propias modificaciones y pongan nuevamente el programa a disposición del mundo.

De esta forma, el open source software tiene un gigantesco laboratorio de investigación global con millones de desarrolladores. Por lo tanto, advierten los investigadores de Harvard, en la medida en que más programadores free lance aporten su trabajo y conocimiento para perfeccionar el software, la calidad de los programas irá sobrepasando gradualmente a los productos de Microsoft, que dependen en mayor medida de las ideas de su propio staff.

Sin embargo, la principal debilidad del open source radica en su escasa cantidad actual de usuarios. Linux viene muy por detrás de Microsoft en términos de market share. Y, precisamente, la funcionalidad de un sistema operativo depende críticamente de la cantidad de usuarios.

Si usted es el único usuario de Linux en un mundo de Windows, seguramente sufrirá problemas de compatibilidad y le costará horrores conseguir programas. Al fin y al cabo, sólo existen incentivos para producir software cuando existe una importante base de consumidores.

Por ahora el futuro no queda demasiado claro. Nos encontramos en una etapa de transición donde coexiste el modelo Microsoft (gran empresa productora de software y cobradora de enormes regalías) con un incipiente modelo open source.

Según los investigadores de Harvard, el futuro dependerá en buena medida de qué tan sencillo sea para los usuarios desprenderse de la adictiva simplicidad de Windows.

Para que el open source se convierta en el modelo de negocio tecnológico del futuro, se necesita un empujón inicial. A medida que más usuarios se pasen a Linux, aumentará el incentivo para el desarrollo de aplicaciones open source. Así, surgirán programas mejores y más simples que atraerán nuevas oleadas de usuarios.

En definitiva, es todavía demasiado pronto para firmar el certificado de defunción al modelo Microsoft tal como lo conocemos. Pero las infaltables malas lenguas dicen que el retiro de Gates de su compañía huele a código abierto.

MATERIABIZ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres