Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

La hija rebelde del magnate testarudo

Sumner Redstone no cree en el futuro de la cadena de cines de la familia. Shari lucha por salvar el negocio. En los años 70, Sumner Redstone sacó la conclusión de que el futuro de la cadena de cines de su familia era incierto. Así que empezó a invertir en acciones del sector de medios, creando poco a poco un imperio que hoy abarca las redes de TV CBS y MTV y los estudios de cine Paramount, entre otros activos.

La familia Redstone aún es dueña de la cadena de cines, pero ahora es su hija, Shari Redstone, quien la administra. El patriarca de 83 años es presidente de la junta directiva de Viacom Inc. y CBS Corp. Su opinión es que su hija debería vender la cadena de cines, pero ha dejado la decisión en sus manos.

La ejecutiva de 52 años se ha planteado como una misión personal convencer a su padre de que está equivocado. Ha pasado los últimos siete años intentando reanimar a la cadena. Su apuesta es un toque de sofisticación.

El 1 de diciembre, Shari agregó una nueva dimensión a la experiencia de ir al cine: los juegos. National Amusements, que opera 119 salas de cine en varias regiones del mundo, incluyendo Estados Unidos, Argentina, Chile y Brasil, inauguró la primera de una serie de “arenas” de juegos que se incorporarán a algunos cines. Bajo el nombre de “CyGamZ”, estas salas de juegos tendrán pantallas de plasma, computadoras de alta velocidad y la más moderna tecnología de videojuegos. Shari está convencida de que lo que atrae a los jóvenes al cine también los llevará a las salas de juegos. “La posibilidad de aprovechar lo que ya tenemos en el cine para crear una experiencia interactiva más completa que los consumidores pueden compartir con amigos es increíble”, comenta.

Shari se juega mucho. Si se sale con la suya—y demuestra que es una experta en negocios— podría conseguir un rol más activo en Viacom y CBS.

Ahora ocupa el puesto de vicepresidenta de la junta de ambas empresas y se espera que reemplace a su padre en la presidencia cuando él se jubile. “No sé si ella quiere, pero yo la animaría a ocupar un papel más activo”, comenta su padre.

El patriarca aplaude los esfuerzos de su hija para impulsar la cadena de cine. “Shari está haciendo un excelente trabajo al intentar hacer que la experiencia de ir al cine sea más placentera”, dice. Aun así, no oculta su escepticismo respecto al futuro del cine tradicional.

La variedad de opciones para ver películas en casa, además de los altos precios de las entradas, han perjudicado al sector, según Exhibitor Relations Co. National Amusements, que no revela sus ganancias, se mantiene rentable, aseguran personas familiarizadas con la empresa, pero se ha visto afectada por el declive en 2005.

Sumner Redstone no cree que esa rentabilidad dure para siempre. “En cinco o diez años, la realidad será otra”, dice. Él cree que National Amusements debería vender las salas de cine y concentrarse en nuevas áreas con más potencial de crecimiento, como los casinos, un sector en el que la empresa empezó a invertir hace poco en Rusia.

“Estoy convencido de que tengo razón, pero me gustaría equivocarme”, dice. “El hecho de que sea su padre no quiere decir que tenga que estar de acuerdo con ella, y que ella sea mi hija no quiere decir que deba estar de acuerdo conmigo”, agrega.

Sin embargo, Shari ve el futuro con optimismo. “Ni por un minuto subestimo los desafíos, pero hay muchas razones para decir que aquí hay una oportunidad”, observa. “La gente busca una experiencia social que no puede ser sustituida por nada”.

Una de las primeras iniciativas que lleva la firma de Shari fue el concepto de “Cinema de Lux”: salas de cine que incorporan elementos de lujo como pianos de cola en los vestíbulos y una cadena de restaurantes y bares que ofrece un sofisticado menú de platos y cócteles.

En algunos cines, la cadena también ha lanzado un proyecto en que los espectadores pueden ver una película mientras cenan. Por ahora, National Amusements tiene 13 teatros “Cinema de Lux”, pero la meta es convertir a la mayoría de sus cines en EE.UU. al modelo.

La estrategia “Cinema de Lux” ha ayudado a impulsar en 20% el número de espectadores y en 40% las ganancias por consumidor, según los cálculos de Shari. Mientras, ella también lucha por preservar la tradición de su familia, que se ha mantenido en el sector del cine desde 1930, cuando su abuelo Michael Redstone fundó un drive-in en Nueva York. Su padre es menos sentimental.

“Espero que Shari mire hacia al futuro de la misma forma que al pasado”, dice.

MATTHEW KARNITSCHNIG - THE WALL STREET JOURNAL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres