Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

UBS toma la delantera en el mercado financiero chino

En la calle de las Finanzas, en Beijing, una nueva casa de valores abrirá sus puertas: UBS Securities. Después de dos años de negociaciones con el gobierno, el gigante financiero suizo se dispone a empezar a operar como el primer banco de inversión extranjero que ofrece toda la gama de servicios en China.

Morgan Stanley y Goldman Sachs Group Inc. tienen inversiones en el negocio de valores, pero el nuevo emprendimiento de UBS AG es distinto, porque posee una amplia variedad de licencias para intercambiar, originar y gestionar activos y publicar investigaciones, entre otros servicios.

El momento es bueno. Las bolsas de Shanghai y Shenzen están en su punto más alto y sus índices principales se duplicaron el año pasado. Este año, la capitalización de los mercados de China superó por primera vez US$1 billón gracias a voluminosas salidas a bolsas y precios cada vez más altos. Las empresas están acudiendo con más frecuencia a los mercados de renta variable y renta fija en busca de financiamiento, a medida que el uso de préstamos bancarios se empieza a reducir.

UBS obtuvo la aprobación del gobierno para abrir una casa de valores en septiembre de 2005, justo cuando la agencia regulatoria china cerraba la puerta a nuevas filiales de entidades extranjeras.

Varios proyectos de compañías rivales, como Merrill Lynch & Co. y J.P. Morgan Chase & Co. quedaron atrapados en medio de este proceso, dijeron los banqueros afectados.

China se ha resistido a otorgar a los extranjeros un mayor acceso a los mercados financieros del país, en un esfuerzo por ayudar a los bancos de inversión locales. La mala racha bursátil entre 2001 y 2005 dejó a muchas empresas chinas de finanzas en la insolvencia.

Las casas de valores también fueron perjudicadas por la erosión de la confianza de los inversionistas, afectada por los altibajos de un mercado que durante mucho tiempo había operado como un casino.

“Había bastante preocupación en el mercado local de que los extranjeros podían venir demasiado temprano y comprar demasiado barato”, dijo Vincent Chan, economista jefe para China de Credit Suisse. “Hay una preocupación genuina entre los reguladores sobre cómo pueden competir las empresas locales”.

Hasta ahora, el gobierno se ha concentrado en forzar fusiones y cierres entre las más de 100 casas de valores del país.

El regulador financiero del país está publicando nuevas normas cuyo objetivo es aumentar el atractivo del mercado para inversionistas y empresas.

Los cambios incluyen la adopción de estándares contables internacionales y nuevas reglas para los servicios de custodia que protegen el dinero de los clientes.

El gobierno está empujando a las empresas chinas a vender acciones en el mercado local en lugar del extranjero, y las compañías foráneas tienen poco acceso a estos mercados.

China ha abierto su sector bancario a la inversión foránea como parte de sus compromisos para ingresar a la Organización Mundial del Comercio.

Pero no ha hecho ninguna promesa sobre la apertura del sector financiero.

Sólo unos pocos extranjeros tienen acceso a los mercados locales. Goldman Sachs, cuyo proyecto comenzó a funcionar a finales de 2005, está empezando a suscribir emisiones de acciones. El socio de Morgan Stanley desde hace más de una década es el mayor suscriptor de acciones del país. Otras firmas
están pidiendo más acceso y continúan buscando oportunidades.

POR KATE LINEBAUGH - THE WALL STREET JOURNAL - HONG KONG—
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres