Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Desarrollan un nuevo sistema para proteger las redes WiFi

Un grupo de ingenieros norteamericanos desarrolló un método de protección de redes WiFi para prevenir futuros ataques. Según los especialistas, en nuestro país la mayoría de los accesos son fácilmente vulnerables.

Una vez más la informática está en el centro de la escena. Ahora le tocó el turno a las WiFi (Wireless-Fidelity), o redes inalámbricas de acceso a Internet. Cansados de que pirateen el servicio ajeno, en EE.UU están planeando una solución. Para proteger a estas redes, los ingenieros norteamericanos han desarrollado un sistema bautizado Project MAP, que según los investigadores será una herramienta muy eficiente gracias a sus novedosas técnicas de escalabilidad, una mejora de la tecnología honeypot y la aplicación de nuevos métodos estadísticos para analizar el tráfico su tráfico.

El proyecto está a cargo del Homeland Security Advanced Research Projects Agency (HSARPA) de EE.UU. y un sistema muy parecido está siendo probado en el Dartmouth Collage de Hannover. Se espera que esté listo a finales de este año aunque todavía se encuentra en una fase experimental. Los trabajos realizados corresponden al aumento de las redes de área sin cable que se encuentran amenazadas y su solución radica en rechazar todo tipo de ataques como el pirateo de los puntos de acceso.

El método elaborado denominado MAP (Measure, Analyze, Protect) que en castellano significa medir, analizar y proteger, consta de un conjunto de algoritmos y un software que analiza el fluido de señales para reaccionar a los ataques contra las redes de área local y aplicar nuevas técnicas. En la actualidad existen sistemas de detección de instrusos pero los investigadores aseguran que el proyecto es mucho más inteligente en su forma de medición y análisis del circuito de señales sin cable ya que permite averiguar las evidencias en riesgo de ataque.

Argentina: ¿país generoso?

Ana María Andrada, del Centro Blas Pascal, analizó la situación del WiFi en nuestro país: "En el campo educativo y en algunos ámbitos universitarios es incipiente su instalación aunque donde se ha expandido un poco más es en los espacios públicos ya sea aeropuertos o bibliotecas. Si hablamos de computadoras domiciliarias son muy pocas". Es evidente que la banda ancha ha triunfado en el mercado a tal punto que existen ofertas a muy bajo precio.

El pirateo constante ha llevado a los especialistas a crear métodos de defensa pero entre la baja compra del servicio y la poca oferta disponible por ahora no hay problemas significativos: "En Argentina, por ejemplo en el microcentro, hay gente que antes de tomar un servicio de Internet instala sus computadoras para tomar el WiFi pirateado" explica Ana María y agrega que no hay controles adecuados: "Por ejemplo en Diagonal y Esmeralda vos te ubicás con tu computadora en un lugar determinado y es muy fácil colgarse porque te van aparecer tres o cuatro usuarios con el servicio contratado y muchos de ellos no tienen clave". Existen sistemas de protección pero como el nicho es muy chico sigue habiendo usuarios que se cuelgan de sus vecinos desprotegidos. Un ejemplo son los countries o las oficinas del microcentro: "Una de las formas de protegerse nace a partir de cómo configures el servicio, pero como la gente en muchos casos lo desconoce no pasa nada. Hoy en día, el WiFi es altamente inseguro en nuestro país", culmina.

Para Martin Parselis, profesor investigador de la UCA, el problema del pirateo es a nivel de las empresas y no domiciliario: "En el WiFi no hay demasiado gancho por el costo y a nivel hogar creo que no importa tanto el pirateo. Si hablamos a nivel empresarial el blindaje del WiFi es más complicado" y avisa que la protección depende más de uno mismo que de los proveedores: "Existen mecanismos para blindar la red pero es más un tarea del consumidor para buscar el software adecuado".

Mariano Diaz Camargo, responsable de Microinformática de PRIMA, afirma que hay intentos de intrusión que no logran su cometido: " En otros lugares del mundo el WiFi se usa mucho mas que acá, con lo cual la cantidad de intrusiones suele ser superior aunque su intento no significa que puedan lograrlo. Esto quiere decir que mayor cantidad de gente tiene acceso a esto y suelen realizar más intentos de acceder a lugares que no corresponden". Los métodos de defensa son variados aunque poca gente logra tenerlos: "Existen procedimientos que son configuraciones de cada una de las placas o conectores de cada fabricante. Después tenés programas de encriptación de datos y niveles de seguridad pero no todas las personas tienen acceso a estas cosas" afirma.

Por Maximiliano Denaro, Clarín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres