Blogia
CAPACITACION EN COSTOS Y GESTION

Venezuela: desesperado testimonio de los empresarios

En un ambiente de inestabilidad en los mercados, el Presidente Hugo Chávez inició ayer un nuevo mandato. Tres dirigentes del sector privado hablan de su preocupación por la profundización del socialismo, nacionalizaciones y el acoso a la propiedad.

Luis Emilio Vegas, inmobiliario: "Se reducirá el espacio privado"

En poco más de cinco años, 3.800 propiedades han sido ilegalmente "invadidas" en Caracas. Poco más del 3% han sido devueltas a sus dueños después de largos procesos judiciales y el resto permanece en manos de mafias organizadas que muchas veces son apoyadas por funcionarios del gobierno del Presidente Hugo Chávez.

Desde hace tres años, los arriendos permanecen congelados. Los propietarios no pueden modificar los contratos, ajustar las tarifas y, menos, expulsar a quienes no les pagan.

Así de dramático es el panorama del sector inmobiliario venezolano, de acuerdo a Luis Emilio Vegas, presidente de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana de Venezuela.

Vegas asegura que todos estos hechos han afectado dramáticamente la inversión. ¿Lo peor? El futuro se ve sombrío con el inicio del nuevo mandato de Chávez.

"Se está desvirtuando el concepto de propiedad privada. Y eso ya se ha venido reflejando en la absoluta impunidad en el tema de las invasiones a la propiedad inmobiliaria".

"El gobierno ha venido anunciando que va a afianzar el socialismo del siglo XXI. Hubo signos de que se va a radicalizar la revolución con más estatismo. Ya se anunció la estatización de la empresa de telecomunicaciones y de servicios de electricidad".

-¿Temen medidas que afecten a su sector?

"La orientación del gobierno será reducir cada vez más el espacio donde actúa el sector privado. Desde hace más de 3 años tenemos los alquileres congelados y esto ha repercutido en que no existe ninguna inversión orientada a generar inmuebles para arriendos. Si bien las personas afectadas pueden iniciar hoy procesos judiciales, no hay jueces independientes (en su toma de decisiones)".

-¿Cómo han impactado las invasiones en las cifras del sector?

"Todo el mundo percibe la compra de un terreno como algo riesgoso, ya que durante la construcción o venta puede ser invadido. Hasta 1998, se construía un promedio de 98 mil viviendas al año. En los últimos 7 años ha caído a menos de 20 mil unidades anuales. Muchas empresas medianas y pequeñas han cerrado sus puertas".

-Pero otras se han beneficiado del alto gasto del gobierno producto de los ingresos del petróleo...

"El gobierno tiene un plan de subsidio directo a la demanda para familias de ingresos medios o bajos. Tenemos un esquema de regulación de tasas de interés muy por debajo de los niveles de inflación y existe la obligación de que la banca (hipotecaria) coloque un porcentaje no menor al 10% del total de la cartera en créditos para la adquisición de vivienda. Esto ha estimulado la demanda. Pero son muy pocas las empresas beneficiadas, ya que pocas sobrevivieron a la parálisis de 1999 y 2005. Hay menos de 20 de gran escala y de ésas, 10 son las que tienen el 80% del mercado".

-Entonces, ¿es pesimista sobre el futuro?

"En cuanto a construcciones nuevas e inversiones en bienes raíces para nuevos desarrollos, por supuesto. La visión es muy negativa. Además, el gasto público gigantesco ha hecho que el interés esté bajo, la liquidez esté alta y afecte el mercado de los inmuebles usados porque hay una demanda cada vez más grande no compensada con nuevas construcciones. Así, los valores inmobiliarios han venido aumentando de manera más dramática".

Víctor Maldonado, comercio e industria: "Señales a todas luces restrictivas"

"Estamos sometidos a la peor de las arbitrariedades: la de un Estado hegemónico que concentra todo el poder y que se niega a discutir y a compartir con otros sectores de la sociedad civil qué se va a hacer con el país", dice Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, al referirse a la situación que está viviendo Venezuela.

-¿Qué desafíos económicos tiene Venezuela?

"Venezuela tiene vigente el mismo problema que ha caracterizado al país desde que asumió la modernidad y es que vive casi en exclusiva de la renta petrolera. Eso le da a la economía un conjunto de atributos, tal vez el más importante es que Venezuela puede vivir y tener crecimiento económico sin que sea absolutamente necesaria la inversión privada, entonces nos encontramos con la paradoja que Venezuela es un país de los más ricos de Sudamérica, pero tiene un plantel privado pequeño y especialmente limitado por un conjunto de restricciones que en este momento el gobierno está planteando a partir de su propuesta del socialismo del siglo XXI".

-¿Qué tanto le preocupa como empresario la idea de Chávez de profundizar el socialismo?

"Resulta muy preocupante en la misma medida que esa propuesta no está perfectamente definida. En tanto, las señales que vemos que el gobierno está emitiendo, soportado sobre el eslogan de socialismo del siglo XXI, son señales a todas luces restrictivas de la actividad privada y generadora de desconfianzas hacia ella y perturbadora de las certezas que ésta necesita para operar. Por ejemplo, el Presidente decidió la renacionalización de la principal compañía telefónica y también de la eléctrica, y todo esto sin que haya habido el espacio mínimo de diálogo pluralista como para que, conjuntamente con otros sectores del país, por ejemplo, los empresarios y trabajadores, se pudiese evaluar cuáles son las ventajas y desventajas".

"También anunció que iba a tirar al tarro de la basura -ésas son sus palabras- el código de comercio. O sea, probablemente tengamos de manera rápida un nuevo código de comercio y éste es el punto de referencia clave para hacer empresas y transacciones comerciales. Nosotros hemos vivido en los últimos dos años un conjunto de iniciativas legales que están cercando la actividad productiva, llenándola de impuestos, imponiéndole comités de diversos tipos, cercenándole la libertad de empresa mínima necesaria e inclusive interviniendo la libre potestad de la empresa en la disposición de sus utilidades y distribución de las ganancias".

"Para nosotros no es esperanzador que se diga que, precisamente, esa tendencia se va a profundizar".

-De las medidas que el gobierno ha impulsado, ¿cuáles los han afectado más como sector?

"Es como que usted diga ¿cuánto daño le hace una hormiga? Poco, pero si son 100 hacen más daño y si son 150, mucho más. Cada una de las leyes que se han implantado recientemente ha tenido un capítulo que intenta afectar la autonomía de la empresa o intenta cargarla de nuevas disposiciones. Hay decenas de herramientas legales que se han transformado, todas ellas, en un sistema deliberado de acoso y asfixia de la actividad privada".

"Por otra parte, el gobierno ha estimulado empresas de otro tipo, que son llamadas de producción social o cooperativas, las cuales extrañamente están exentas de estas legislaciones".

Gustavo Moreno, agropecuario: "Hay un momento de estrangulamiento"

Complicado se nota al presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Gustavo Moreno, por los controles de precios decretados por el gobierno venezolano y el constante riesgo de expropiación de sus terrenos.

"Hay que destacar las palabras del Presidente de reforzar el socialismo, pues lleva a un proceso de concepción y cambio de la estructura económica. Aparentemente, el gobierno continuará con el control de precios y de la economía, que ya está en un momento de estrangulamiento", dice.

-Chávez ha hablado de expropiar 20 millones de hectáreas, ¿cómo lo ve?

"Ya han sido expropiadas más de 6 millones. Ni el latifundio ni la agricultura de subsistencia van a garantizar la seguridad agroalimentaria. La inversión va sujeta al riesgo de que el Ejecutivo persista en desconocer la propiedad privada. Además, no sólo está el riesgo de que te expropien. El gobierno impuso un impuesto a las tierras ociosas, que encarece los costos y compromete aún más la rentabilidad".

-¿Algunos asociados han abandonado la actividad?

"Es difícil cambiar de ramo. Todos los bienes de las familias agricultoras están en las tierras. Hemos planteado al Ejecutivo un foro para construir el país agrícola que todos queremos".

-Y ¿se puede conversar con este gobierno?

"Es muy difícil. Hemos tratado de hacer llegar propuestas. Lamentamos que no haya entendido que la seguridad agroalimentaria se ha ganado gracias al trabajo de muchas familias".

-Como empresarios, ¿se sienten estigmatizados?

"Totalmente. Hemos insistido en que por incorporar a sectores que según el Ejecutivo estaban excluidos, están excluyendo a los que estaban tratando de desarrollar el campo. No se trata de si somos de izquierda o no, si somos de derecha o no, sino de la actividad que genera sustento y alimento a muchas familias".

"No sólo está el riesgo de que te expropien. El gobierno impuso un impuesto a las tierras ociosas".

Daniela Santelices, Daniella Zunino
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

leimis perez -

se necesita mas informacion acerca de cuantos es el porcentaje de basura en venezuela
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres